La misión de la sonda solar Parker

La fuente de toda la luz y la vida en la Tierra también supone una de sus mayores amenazas naturales: el clima espacial. La atmósfera del Sol estalla regularmente con flashes de protones llenos de energía que, en cuestión en minutos, pueden golpear la Tierra e interrumpir las comunicaciones por radio, interferir con el GPS y la red eléctrica.