Condenaron a dos represores por la desaparición de un militante comunista durante la dictadura uruguaya

Jorge “Pajarito” Silveira y Ernesto Ramos deberán cumplir 25 años de cárcel

Óscar Tassino fue detenido en julio del 1977, trasladado a un centro clandestino de detención y torturado hasta la muerte
Óscar Tassino fue detenido en julio del 1977, trasladado a un centro clandestino de detención y torturado hasta la muerte

Los militares en situación de reforma Jorge “Pajarito” Silveira y Ernesto Ramos fueron condenados a 25 años de prisión por la desaparición del militante comunista Óscar Tassino en 1977, durante la dictadura cívico-militar uruguaya.

Estando en “situación de reforma” se pierden varios derechos, como el de usar el unifrome y ser reconocido como un oficial. Además, un militar en esa situación recibe para sí mismo un tercio de su pensión de retiro.

En la sentencia de la jueza penal de 27° turno, Sol Bellomo, se condena a ambos como coautores de seis delitos de privación de libertad, cuatro delitos de abuso de autoridad contra detenidos, cuatro delitos de lesiones graves y un delito de desaparición forzada en calidad de autores.

“Los hechos incriminados en autos no se ajustan típicamente a la figura delictiva del homicidio, en razón de que la singularidad de tal imputación no considera la multiplicidad de bienes jurídicos lesionados, que no se limitan a la privación de libertad del detenido y a su ejecución clandestina, al vulnerarse los derechos de los familiares de las víctimas, a la convivencia civilizada en sociedad, a la seguridad jurídica y a las bases esenciales del Estado de Derecho”, dice la sentencia.

La desaparición de Tassino había sido uno de los casos -entre otras violaciones a los derechos humanos- por los que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado uruguayo a finales del 2021. En esa ocasión se sentenció la obligación de que Uruguay encontrara a los responsables “en un plazo razonable”, además de que se realizara una búsqueda rigurosa por la vía judicial y administrativa pertinente” para encontrar sus restos.

Tassino era dirigente de la Agrupación de Funcionarios de la UTE y militante comunista. El 19 de julio de 1977 fue detenido en su casa y posteriormente trasladado a un centro clandestino de detención en el cual fue torturado hasta la muerte. La denuncia del caso fue presentada por su cónyuge, Disnara Flores, en mayo de 1985.

Aún resta la sentencia de condena del coronel retirado Eduardo Ferro, también procesado por esta causa y quien estuvo prófugo casi tres años.

La denuncia de Ferro

Eduardo Ferro demandó en setiembre de este año al Ministerio de Defensa por la jubilación que no cobró mientras estuvo prófugo de la Justicia en España. La demanda fue por USD 122.400 y corresponde al monto no cobrado entre agosto de 2018 y marzo de 2021, cuando fue extraditado a Uruguay en medio de la investigación por la desaparición de Tassino.

A pesar de que el caso está siendo analizado, los abogados de Defensa ya manifestaron que entienden la solicitud como inválida porque el demandante no se presentó ni en el consulado ni en ninguna otra “modalidad dispuesta por el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas”, según dispone el artículo 127 de la Ley 16.170.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR