Un potencial ciclón tropical avanza hacia Nicaragua y Costa Rica

Autoridades de ambos países tomaron medidas que van desde la evacuación de algunas comunidades sobre el Caribe, hasta el despliegue de brigadas de rescate

Las lluvias fuertes, pero intermitentes, y la suspensión de vuelos marcaron este miércoles el paso de una onda tropical por Venezuela sin causar mayores daños.
Las lluvias fuertes, pero intermitentes, y la suspensión de vuelos marcaron este miércoles el paso de una onda tropical por Venezuela sin causar mayores daños.

Un potencial ciclón tropical se desplazaba este jueves con dirección a las costas caribeñas de Nicaragua y Costa Rica, en Centroamérica, donde podría golpear desde el viernes con lluvias, vientos e inundaciones.

El fenómeno, bautizado con el nombre de “Dos” y que tiene vientos máximos de 65 km/h y un movimiento de 31 km/h, se localiza a unos 970 km al este de Bluefields, costas de Nicaragua. “No se ha fortalecido, pero aún se espera que se convierta en tormenta tropical” a partir de este jueves, precisó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tempestad, que se generó frente a las costas de Venezuela y Colombia, “se moverá a través del suroeste del mar Caribe (...) cruzará el sur de Nicaragua o norte de Costa Rica el viernes por la noche, y emergerá sobre el Océano Pacífico el sábado”, indicó.

El ciclón Agatha hizo destrozos en Cuba, a principios de junio
El ciclón Agatha hizo destrozos en Cuba, a principios de junio

“Se espera que estas precipitaciones resulten en áreas de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que amenazan la vida (...) Condiciones de huracán son posibles a lo largo de la costa de Nicaragua, tarde el viernes”, agregó.

Ante ese panorama, Nicaragua aceleraba los planes de protección en la costa del Caribe y las islas de Corn Island y Little Corn Island, donde los pescadores movían tierra adentro sus lanchas. El gobierno ha movilizado a más de 1.000 miembros de brigadas de rescate.

“Se espera que se empiece a observar más viento y lluvia la tarde del viernes, en particular en la costa Caribe”, pero ante el eventual ingreso de la tormenta más al sur, se han incluido a los departamentos de Rivas, Río San Juan y el municipio de Nueva Guinea (centro-este), dijo la vicepresidenta Rosario Murillo.

En Venezuela se vivió una tormenta, sin causar daños (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)
En Venezuela se vivió una tormenta, sin causar daños (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

Más tarde, las autoridades ordenaron la evacuación de familias y pescadores de los Cayos Perlas, ubicados en el mar Caribe.

Al menos 6 cayos, de más de 30 existentes en Cayos Perlas, fueron evacuados esta mañana, y se espera que el proceso concluya este mismo jueves, informó el secretario político en la zona del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jhonny Hodgson, a través de medios oficiales.

Las evacuaciones abarcarían la isla Rama Cay y la barra El Bluff, ambas ubicadas en el litoral Caribe sur, en el este de Nicaragua, en caso de ser necesario, de acuerdo con la información oficial.

Por su lado, Costa Rica evacuó a unas 900 personas de 13 comunidades que estarían en la trayectoria de la tormenta y vecinas al nicaragüense río San Juan.

“Se cree que los ríos que fluyen hacia el San Juan se van a rebalsar y dejarán a las comunidades aisladas”, según el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alejandro Picado.

ARCHIVO - Ante la advertencia meteorológica de una tormenta que se avecina es conveniente tomar una serie de medidas preventivas en el hogar. Foto: Armin Weigel/dpa
ARCHIVO - Ante la advertencia meteorológica de una tormenta que se avecina es conveniente tomar una serie de medidas preventivas en el hogar. Foto: Armin Weigel/dpa

“Hay que asegurarse que las personas que viven ahí no sufran daños personales, heridas o cosas peores”, expresó el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves.

Las autoridades costarricenses desplazaron a unos 2.800 efectivos de la Fuerza Pública a la zona, donde se produjeron evacuaciones y también suspendieron las clases.

En noviembre de 2020 los huracanes Eta y Iota golpearon a Centroamérica en un lapso de 15 días de diferencia uno con otro. Ambos fenómenos dejaron al menos 244 muertos por deslaves e inundaciones y 2,5 millones de afectados.

Con información de EFE y AFP

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR