La ONU nombró a los tres expertos que investigarán las violaciones de derechos humanos en Nicaragua

La colombiana Ángela María Buitrago, el chileno Alexandro Álvarez y el alemán Jan-Michael Simon recibieron el mandato del Consejo de DDHH de Naciones Unidas

Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)
Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)

La colombiana Ángela María Buitrago, el chileno Alexandro Álvarez y el alemán Jan-Michael Simon recibieron este martes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU el mandato de investigar posibles violaciones de derechos humanos en Nicaragua desde abril de 2018.

La creación del grupo tripartito ya fue aprobada en una resolución por el propio consejo en su más reciente sesión, el pasado marzo, y este martes el presidente de turno del organismo, el embajador argentino Federico Villegas, anunció su composición.

Simon, presidente del grupo de expertos, es un abogado con amplia experiencia en derecho público internacional que ha trabajado con anterioridad para comisiones contra la impunidad en países como Guatemala u Honduras.

Buitrago, abogada y ex fiscal colombiana, formó parte del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes en México y ha presentado diversos peritajes ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Una protesta para exigir libertad para los presos políticos (EFE/Bienvenido Velasco)
Una protesta para exigir libertad para los presos políticos (EFE/Bienvenido Velasco)

Álvarez, también letrado y profesor de derecho, ha trabajado como consultor internacional sobre Nicaragua con la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos y en su país ha ejercido diversas labores de defensa de las libertades fundamentales de los pueblos indígenas.

Al grupo tripartito se le encomendó “recolectar, preservar y analizar información y evidencias” sobre posibles violaciones de derechos humanos desde abril de 2018, cuando estalló una revuelta popular contra el régimen de Daniel Ortega.

La delegación de Nicaragua ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ya anunció en marzo, cuando este mecanismo de investigación fue creado, que no contaba “con el consentimiento del país” pues “no ayuda a promover el diálogo ni la cooperación, alentando la confrontación y la politización” en el seno de Naciones Unidas.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR