Brasil: la inflación de octubre fue la más alta en casi 20 años debido al precio de los combustibles

Los precios al consumidor alcanzaron un aumento del 10,67% en el último año, mientras que la gasolina, que sumó su sexto incremento consecutivo, acumuló 42,72% en los últimos 12 meses

Un trabajador descarga bombonas de gas de cocina para que los residentes las compren a un precio justo cuando suben los precios de la energía, como parte de una iniciativa organizada por la Federación de Trabajadores del Petróleo (FUP), en la favela Vila Vintem, Río de Janeiro, Brasil. 28 de octubre de 2021  (REUTERS/Pilar Olivares)
Un trabajador descarga bombonas de gas de cocina para que los residentes las compren a un precio justo cuando suben los precios de la energía, como parte de una iniciativa organizada por la Federación de Trabajadores del Petróleo (FUP), en la favela Vila Vintem, Río de Janeiro, Brasil. 28 de octubre de 2021 (REUTERS/Pilar Olivares)

Los precios al consumidor brasileños anotaron en octubre la mayor subida en casi dos décadas, impulsados en parte por el aumento del costo de los combustibles, que elevó la inflación anual en el país sudamericano al 10,67%.

Los precios al consumidor medidos por el índice de referencia IPCA subieron un 1,25% el mes pasado, dijo el miércoles la agencia gubernamental de estadísticas (IBGE), por encima de la previsión mediana de los economistas del 1,05%.

Se trata de la tasa de inflación mensual más alta desde octubre de 2002, cuando los precios al consumo subieron un 1,31%.

Personas con tapabocas caminan por una calle, en Sao Paulo (Brasil), en una fotografía de archivo (EFE/Sebastiao Moreira)
Personas con tapabocas caminan por una calle, en Sao Paulo (Brasil), en una fotografía de archivo (EFE/Sebastiao Moreira)

“Los nueve grupos de productos y servicios relevados tuvieron alzas en octubre”, señaló el IBGE en su informe. “El mayor impacto (sobre el índice general) y la mayor variación (2,62%) vino de Transportes, que se aceleró en relación a septiembre (1,82%)”, precisó.

El presidente Jair Bolsonaro, que está recibiendo una presión cada vez mayor debido al aumento del costo de vida, culpó de la aceleración de la inflación a medidas de los gobernadores de los estados para frenar la propagación del COVID-19 y a algunos impuestos, pero lo hizo sin entrar en mayores detalles.

En el pasado, Bolsonaro ha culpado a un impuesto estatal sobre el combustible de avivar la inflación. También ha atacado a la petrolera estatal Petrobras por obtener demasiados beneficios.

Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, pasa frente a Paulo Guedes, su ministro de Economía y Arthur Lira, el presidente de la Cámara Baja
Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, pasa frente a Paulo Guedes, su ministro de Economía y Arthur Lira, el presidente de la Cámara Baja

Por último, el Gobierno atribuye la escalada de precios al aumento de las cotizaciones de las commodities y del petróleo a nivel internacional.

Eso, señalan especialistas, se agrava en el plano local ante el encarecimiento del dólar y algunas iniciativas políticas, como la que prevé el gobierno para incrementar el gasto público.

La inflación en Brasil este año se ha visto agravada en parte por una sequía que ha minado la generación de energía hidroeléctrica y ha hecho subir las facturas de electricidad, así como por el debilitamiento de la moneda real.

IMAGEN DE ARCHIVO. Un camión es cargado con granos de soja en una granja en Porto Nacional, estado de Tocantis, Brasil, Marzo 24, 2018 (REUTERS/Roberto Samora)
IMAGEN DE ARCHIVO. Un camión es cargado con granos de soja en una granja en Porto Nacional, estado de Tocantis, Brasil, Marzo 24, 2018 (REUTERS/Roberto Samora)

Combustibles, un motor de la inflación

Los combustibles, uno de los principales impulsores de la inflación desde hace meses, subieron 3,21% en octubre, motivando alzas en los transportes.

La gasolina (3,10%) marcó el sexto incremento consecutivo y acumuló 42,72% en los últimos 12 meses, según el IBGE. También destacó el aumento de 5,77% en los precios del diésel, que impacta en los fletes y encarece los bienes.

Tasas, al compás

Para contener la inflación, el Comité del Banco Central de Brasil (Copom) elevó en su última reunión de octubre la tasa de interés de referencia 1,5pp, el mayor avance desde 2002, que llevó la Selic hasta 7,75%.

En su decisión, el comité ponderó que la inflación al consumidor “se ha mostrado más persistente que lo anticipado”, según el acta de la reunión.

FOTO DE ARCHIVO. El tipo de cambio del dólar estadounidense en un tablero electrónico en el piso de la Bolsa de Valores B3 de Brasil en Sao Paulo, Brasil. 19 de octubre de 2021. Imagen tomada con barrido de zoom (REUTERS/Amanda Perobelli)
FOTO DE ARCHIVO. El tipo de cambio del dólar estadounidense en un tablero electrónico en el piso de la Bolsa de Valores B3 de Brasil en Sao Paulo, Brasil. 19 de octubre de 2021. Imagen tomada con barrido de zoom (REUTERS/Amanda Perobelli)

Las autoridades monetarias destacaron como un factor de riesgo inflacionario “los nuevos prolongamientos de las políticas fiscales de respuesta a la pandemia”, que podrían elevar la demanda y empeorar la situación fiscal.

La noche del martes, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa que -de obtener el visto bueno en el Senado- permitirá aumentar el gasto para aumentar las ayudas sociales al nivel que pretende Bolsonaro para 2022, año en que buscará la reelección.

El Banco Central proyectó otro ajuste de 1,5pp en el último encuentro del año, el 7 y 8 de diciembre. Pero el director de Política Monetaria de la entidad, Bruno Serra, dijo recientemente en una entrevista a un medio japonés que, de ser necesario, la autoridad monetaria está dispuesta a aplicar un aumento mayor.

Con información de EFE y AFP

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR