La dictadura cubana volvió a detener a Berta Soler, líder de las Damas de Blanco y a su esposo, Ángel Moya

La disidencia cubana es ilegal y sus activistas son considerados por el gobierno “mercenarios” al servicio de EEUU

Berta Soler fue detenida este jueves en La Habana en compañía de su esposo, el ex preso político Ángel Moya (Foto: AP)
Berta Soler fue detenida este jueves en La Habana en compañía de su esposo, el ex preso político Ángel Moya (Foto: AP)

La líder del movimiento opositor cubano Damas de Blanco, Berta Soler, fue detenida este jueves en La Habana en compañía de su esposo, el ex preso político Ángel Moya, confirmó una activista disidente.

“Fueron detenidos alrededor de las 10 am, iban a la fiscalía a presentar un documento sobre José Daniel Ferrer, otro líder disidente, dijo a la agencia AFP Martha Beatriz Roque. A las 13H locales (17H GMT) “aún están detenidos”, indicó Roque.

Soler y Moya iban a presentar a la fiscalía una petición de fe de vida sobre Ferrer (51), líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la organización más activa de la oposición.

Soler ha sido detenida en diversas ocasiones, la última el pasado julio, cuando fue arrestada hasta en tres ocasiones, algo que llego al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, a pedir su “inmediata liberación”.

El opositor cubano José Daniel Ferrer
El opositor cubano José Daniel Ferrer

Según ha denunciado la ONG Prisoners Defenders, que aboga por el respeto de los Derechos Humanos en Cuba, han sido detenidos también los miembros de la organización opositora cubana Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Bartolo Cantillo y Henry Couto, mientras que Zaqueo Báez “no aparece desde hace horas”.

Todos han sido detenidos por ir a presentar un documento de queja por “quebrantamiento de la legalidad en establecimientos penitenciarios”, según ha informado la ONG a través de Twitter. En concreto, este documento sirve para exigir una fe de vida de José Daniel Ferrer.

La disidencia cubana es ilegal y sus activistas son considerados por el gobierno “mercenarios” al servicio de Estados Unidos.

Ferrer fue detenido el pasado 11 de julio en Santiago de Cuba, durante las históricas manifestaciones antigubernamentales que sacudieron medio centenar de ciudades cubanas.

Por esa detención, un tribunal revocó la sanción de libertad limitada que cumplía desde febrero de 2021, después de ser condenado a cuatro años y seis meses de prisión bajo cargos de lesiones y otros delitos sobre otro opositor.

Ferrer y Moya (57) son de los 75 presos políticos de la Primavera Negra de 2003, condenados a largas penas de cárcel y liberados en 2011 junto a otros 130 reos políticos tras una negociación entre el gobierno y la Iglesia católica.

La mayoría de esos presos emigró a España junto a sus familias, pero 12 de ellos, Ferrer y Moya entre ellos, decidieron quedarse del país.

Las madres, esposas, hijas de esos presos formaron entonces las Damas de Blanco, movimiento que exige la libertad de otros presos políticos. Es conocido por sus caminatas los domingos por una céntrica avenida de La Habana vistiendo de blanco.

Soler junto a Joe Biden. Las Damas de Blanco son un movimiento que exige la libertad de otros presos políticos
Soler junto a Joe Biden. Las Damas de Blanco son un movimiento que exige la libertad de otros presos políticos

Soler reemplazó en 2011 a la fallecida líder original del grupo, Laura Pollán. El grupo sobrevive en gran medida de las donaciones de dinero de los exiliados anticastristas en Estados Unidos, y cada una de las damas recibe 30 dólares por participar en las marchas dominicales, ha indicado Soler, una cantidad mayor que el salario mensual habitual en Cuba.

Las disidentes explican que a menudo no tienen más remedio que aceptar donaciones extranjeras porque el Gobierno bloquea el avance de sus carreras profesionales y les impide tener empleos estatales.

(Con información de AFP y Europa Press)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR