Amnistía Internacional también criticó a México y Argentina por su voto sobre Nicaragua en la OEA: “Es inaceptable no acompañar a las víctimas”

“El principio de no intervención en los asuntos internos de un Estado no se aplica a las violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional”, dijo en un boletín Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas

Una protesta de nicaragüenses que viven en Costa Rica (Foto: Reuters)
Una protesta de nicaragüenses que viven en Costa Rica (Foto: Reuters)

Amnistía Internacional (AI) lamentó este jueves que los Gobiernos de Argentina y México no acompañaran la resolución del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que condena las detenciones contra opositores en Nicaragua.

“AI lamenta el reciente comunicado conjunto de los Gobiernos de Argentina y México donde señalan que, pese a rechazar las detenciones realizadas por las autoridades nicaragüenses en los últimos días, no acompañaron la resolución del Consejo Permanente de la OEA condenando las detenciones y solicitando la inmediata liberación de las personas detenidas por ejercer sus derechos”, indicó la ONG en un comunicado.

Argentina y México manifestaron este martes su “preocupación” por la “detención de figuras políticas de la oposición” en Nicaragua pero se mostraron en contra de intervenir en asuntos internos de ese país, lo que los llevó a no apoyar una resolución debatida en el Consejo Permanente de la OEA.

“El principio de no intervención en los asuntos internos de un Estado no se aplica a las violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional”, dijo en un boletín Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

Guevara Rosas tachó de “inaceptable que los gobiernos de Alberto Fernández en Argentina y Andrés Manuel López Obrador en México decidan no acompañar a las numerosas víctimas de la crisis de derechos humanos en Nicaragua”, que comenzó hace “tres años”.

Desde 2018 hasta mayo del 2021, explicó AI, más de cien personas continuaban detenidas “solo por ejercer sus derechos a la libertad de expresión y a la reunión pacífica”.

“Durante las últimas semanas la lista ha crecido rápidamente. La comunidad internacional ha podido dar cuenta de las recientes detenciones arbitrarias de cuatro aspirantes a la presidencia, nueve figuras públicas de la política nacional, dos ex trabajadores de una organización no gubernamental y un empresario”, indicó Amnistía.

La ONG denunció que en algunos casos no hay tan siquiera órdenes judiciales y se tienen incomunicados a los detenidos y sin condiciones, y alertó de una “estrategia represiva” del Gobierno de Daniel Ortega.

Pese al posicionamiento ante la OEA, México expresó el pasado 14 de junio su “preocupación” por las detenciones perpetradas por el Gobierno de Nicaragua contra líderes opositores y disidentes sandinistas cuando faltan cinco meses para los comicios en los que el presidente Daniel Ortega busca su reelección.

México ha seguido con preocupación las recientes acciones desplegadas por el Gobierno de Nicaragua”, expresó entonces la Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores en un hilo de mensajes en Twitter.

Esta semana, una amplia mayoría compuesta por 26 países se unió este martes en la Organización de Estados Americanos (OEA) para exigir al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, la liberación “inmediata” de los aspirantes presidenciales detenidos.

La OEA aprobó una resolución que, sin mencionar a Ortega por su nombre, pide “la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.

La iniciativa, impulsada por Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., Paraguay y Perú, superó sin problema la barrera de 18 votos que necesitaba para ser aprobada al recibir el respaldo de 26 de los 34 países que son miembros activos de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962).

En contra votaron la propia Nicaragua, el Gobierno izquierdista del presidente boliviano, Luis Arce, y San Vicente y las Granadinas, aliado de Caracas.

Además, se abstuvieron cinco países: Honduras, Belice, Dominica, México y Argentina.

Seguir leyendo: