Sin mascarilla ni protocolos sanitario, Bolsonaro volvió a encabezar una multitudinaria caravana de motos: ¡Brasil por encima de todo y Dios por encima de todo!

El mandatario brasileño lideró la marcha que unió a sus partidarios con grupos evangélicos. “Por la libertad, por la democracia y ¡acelera para Dios!”, gritó eufórico