Ballotage en Perú: arrestaron a dos apoderados de Pedro Castillo por transportar boletas electorales marcadas

La Policía Nacional detuvo en Chiclayo a una mujer de 53 años, fiscal de Perú Libre, con más de 200 cédulas electorales irregulares, y a otro de los militantes del candidato izquierdista con 60 actas también ya firmadas en Carabayllo

Pedro Castillo
Pedro Castillo

El Jurado Nacional de Elecciones informó que investiga el presunto caso de la firma irregular de más de 60 cédulas a favor del candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, en un aula de un colegio situado en Carabayllo, al norte de la ciudad de Lima.

Las imágenes del episodio se viralizaron en redes sociales. En el video se observa a un uniformado en la mesa de sufragio 036369 que aborda al personero de Perú Libre.

Boletas marcadas Perú Libre

Las autoridades electorales y policiales confirmaron el episodio y aseguraron que el apoderado de Pedro Castillo fue arrestado, mientras investigan la situación.

Un episodio similar sucedió en Chiclayo, capital de la región de Lambayeque, donde una mujer identificada como Ana Milagros Castañeda Mondragón, de 53 años, fue arrestada por haber escrito “P.L.” y “Perú Libre” en 256 cédulas de sufragio que se entregan a los electores.

A través de un comunicado, el partido de Castillo rechazó las acusaciones. “Ante la información difundida a través de los medios de comunicación, sobre presuntas cédulas marcadas por un personero de nuestra organización política, precisamos lo siguiente: es falso que hayan cédulas marcadas a favor del Partido Político Perú Libre”, comienza el texto difundido desde la cuenta oficial del candidato izquierdista.

“Las cédulas han estado con ciertas inscripciones al costado del símbolo del Partido Político Fuerza Popular. Dicha conducta no es atribuible a nuestro personero y es objeto de investigación”, continúa. Y reclaman a la autoridad electoral “emitir comunicados objetivos y apegados a la verdad, pues su actuación en este hecho es apresurada y cuestionable”.

Cierre de los colegios electorales

Después de una extensa jornada de 12 horas de votación, a las 19 cerrarán los colegios electorales en Perú y comenzará el escrutinio, un proceso que podría demorarse si, como vaticinan las encuestas, el resultado termina siendo realmente ajustado. Es que con proyectos antagónicos, el maestro de escuela rural y Keiko Fujimori llegan empatados en los sondeos a este ballotage, tras una campaña marcada por la incertidumbre y la exacerbación de los miedos, lo que elevó el precio del dólar el viernes a un récord de 3,9 soles.

Castillo encabezó por la mañana un desayuno familiar en el patio interior techado de su casa en el caserío de Chugur, en la región norteña de Cajamarca, y acudió a votar al mediodía al cercano pueblo Tacabamba, seguido por las calles por centenares de lugareños.

Keiko Fujimori, que participó en un desayuno familiar sobre las faldas de un cerro en una pobre barriada del distrito limeño de San Juan de Lurigancho, también indicó que reconocerá los resultados. “Desde ahora puedo decir que sea cual sea el resultado, respetaré la voluntad popular como debe ser”, prometió la candidata de 46 años, que se juega por tercera vez la posibilidad de convertirse en la primera presidenta de Perú.

La candidata a la presidencia de Perú, Keiko Fujimori, sale de un colegio electoral tras emitir su voto, en Lima, Perú el 6 de junio de 2021. REUTERS/Sebastian Castaneda
La candidata a la presidencia de Perú, Keiko Fujimori, sale de un colegio electoral tras emitir su voto, en Lima, Perú el 6 de junio de 2021. REUTERS/Sebastian Castaneda

Ambos candidatos pasaron las últimas horas con sus familias, tras cerrar sus campañas el jueves en Lima en mitines con centenares de seguidores amontonados, mientras la pandemia no da tregua. Perú esta semana pasó a tener la mayor tasa de mortalidad del mundo por covid-19, tras ajustar las cifras, y acumula casi dos millones de contagios y más de 180.000 decesos.

Castillo concentra apoyo en las áreas rurales del “Perú profundo”, como su natal Cajamarca, pero hay peruanos temerosos de que el país se convierta en una nueva Venezuela que votarán por Fujimori como “el mal menor”.

Cualquiera que gane tendrá un reto enorme, pues deberá que tomar medidas urgentes para superar la pandemia, la recesión económica y la inestabilidad política, lidiando con un Congreso fragmentado, la corrupción y la deficiente gestión pública.

Si gana Fujimori, “no es tarea fácil, dadas las desconfianzas que su nombre y el de su familia genera en amplios sectores. Deberá rápidamente tranquilizar los mercados, y generar medidas que permitan la reactivación”, dijo a la AFP la politóloga Jessica Smith.

Y si vence Castillo, deberá “mostrar un liderazgo independiente” de los líderes de su partido y “consolidar una mayoría parlamentaria que le permita llevar a cabo su ambicioso programa”, añadió.

En tanto, el analista Luis Pásara indicó a la AFP que “tomará tiempo calmar las aguas, porque la polarización es feroz y hay un ambiente de conflictividad social”.

El nuevo presidente asumirá el 28 de julio, día en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia, en reemplazo del mandatario interino centrista Francisco Sagasti, quien exhortó a sus compatriotas “a respetar escrupulosamente la voluntad expresada en las urnas”.

SEGUIR LEYENDO: