La Unión Europea condenó la “atroz” masacre en Perú y dijo que “no puede quedar impune”

El alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, confió en que la justicia realice una investigación “para encontrar a los culpables y exigir responsabilidades”. En el ataque atribuido a Sendero Luminoso murieron 16 personas

Josep Borrell (Olivier Hoslet/Pool via REUTERS)
Josep Borrell (Olivier Hoslet/Pool via REUTERS)

La Unión Europea condenó el “atroz” ataque del domingo por la noche en Perú, en plena campaña electoral, que ha causado ya al menos 16 muertos.

La UE condena el asesinato de civiles, incluidos niños, en la región de VRAEM. Se trata de un crimen atroz que no puede quedar impune”, escribió en su cuenta de Twitter el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell.

El dirigente español confió en que la justicia peruana realice una investigación “para encontrar a los culpables y exigir responsabilidades”.

La masacre ocurrió el domingo por la noche en un bar de una aldea del municipio de Vizcatán del Ene, ubicado en el corazón del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la principal zona de producción cocaína de Perú y el reducto de los remanentes de Sendero Luminoso, que operan como socios y guardaespaldas del narcotráfico.

El mensaje de Borrell
El mensaje de Borrell

Entre las víctimas se encuentra la dueña del bar y dos hermanas con sus respectivas hijas, mientras que el resto eran presuntamente clientes del local que vivían en la zona.

Las fuerzas armadas dan por seguro que la matanza es una “limpieza social” a cargo del Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), nombre con el que se autodenominan los herederos de Sendero Luminoso, ya que en el lugar de los hechos se informó de haber hallado una nota de este grupo.

Del VRAEM, cuyo territorio abarca parcialmente cuatro regiones del sur de Perú, salen aproximadamente el 70 % de las 411 toneladas de cocaína que son exportadas desde el país principalmente a Estados Unidos, Europa y Brasil.

El VRAEM es el último escenario activo del sanguinario conflicto armado interno (1980-2000) desatado en Perú por el grupo maoísta Sendero Luminoso y el marxista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), que causó unos 69.000 muertos, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

El lugar del ataque
El lugar del ataque

Desde fines de la década de 1990, cuando toda la cúpula de Sendero Luminoso fue capturada, los hermanos Quispe Palomino se hicieron con la organización en esa zona.

Sin embargo, el fundador de Sendero, Abimael Guzmán, que cumple cadena perpetúa en una base naval, no los reconoce como tales y ellos no siguen órdenes del apodado “presidente Gonzalo”.

No obstante, antes de la captura de Guzmán en 1992, los dos hermanos participaron en varios actos criminales de Sendero en su sanguinaria cruzada por imitar la guerra popular de China e instalar en Perú un régimen maoísta.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR