Llegaron a Bolivia más de 92.000 dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

Este es el segundo lote de antídotos que arribó al país a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud. El primero fue en marzo, con 228.000 dosis de AstraZeneca/Oxford

Trabajadores del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) realizan el traslado de la vacuna estadounidense Pfizer en La Paz. EFE/Martin Alipaz
Trabajadores del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) realizan el traslado de la vacuna estadounidense Pfizer en La Paz. EFE/Martin Alipaz

Un nuevo lote de 92.430 dosis de la vacuna estadounidense Pfizer contra el COVID-19 llegó a Bolivia para continuar con el plan de vacunación, que este jueves cumplió tres meses.

Este es el segundo lote de vacunas que llegó al país a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El primero arribó en marzo con 228.000 dosis de AstraZeneca/Oxford.

El cargamento llegó al aeropuerto internacional de la ciudad de El Alto e inmediatamente fue trasladado al Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), en La Paz, para continuar con la cadena de frío.

En el Inlasa se realizó un acto en el que estuvo presente el ministro de Salud, Jeyson Auza, la viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, y la representante de la OMS en el país, Alma Morales, entre otros.

Es un día grato para nosotros porque nos permite saber que no estamos solos en esta lucha contra el COVID-19”, manifestó Auza.

El ministro sostuvo que se cuenta con las vacunas necesarias para continuar el plan de inmunización en el país y que serán distribuidas a seis regiones de las nueve de Bolivia que garantizan mantener la cadena de frío requerida.

Una integrante del personal médico se dispone a vacunar a una persona en la Universidad Mayor de San Andrés, en La Paz (Bolivia). EFE/Martin Alipaz
Una integrante del personal médico se dispone a vacunar a una persona en la Universidad Mayor de San Andrés, en La Paz (Bolivia). EFE/Martin Alipaz

TRES MESES DE VACUNACIÓN

La inmunización contra el COVID-19 en Bolivia inició el pasado 29 de enero con las primeras 20.000 dosis que llegaron al país correspondientes a la vacuna rusa Sputnik V y que se aplicaron con prioridad al personal sanitario.

Luego en febrero la vacunación se amplió a la población de riesgo, como a los enfermos renales o personas con cáncer.

En marzo, el Gobierno boliviano abrió un prerregistro para vacunar a la población mayor de 18 años y así facilitar el proceso de inmunización generalizada, que pretende llegar a más de siete millones de bolivianos.

Este mes se comenzó a vacunar a los adultos mayores de 60 años en todo el país, con algunos tropiezos como largas filas en los hospitales y denuncias de que no hay vacunas suficientes.

A pesar de que el Gobierno negó esa situación, la inmunización de este grupo avanzó lentamente. Ahora se pone en marcha un plan piloto para la vacunación masiva, con la colaboración del sector sanitario, de las universidades y del Servicio Departamental de Salud de La Paz.

Una mujer recibe una vacuna en La Paz (REUTERS/Manuel Claure)
Una mujer recibe una vacuna en La Paz (REUTERS/Manuel Claure)

LA PRUEBA PILOTO

La prueba piloto se realiza en las ciudades de La Paz y El Alto para vacunar a personas mayores de 60 años, independientemente de si cuentan con seguro médico o no, y así medir la capacidad de vacunación del personal sanitario y los universitarios de las facultades de medicina que están apoyando este proceso.

Este jueves el presidente de Bolivia, Luis Arce, y el ministro de Salud, Jeyson Auza, realizaron una inspección al Hospital del Sur de la ciudad de El Alto para verificar el funcionamiento de esta prueba piloto, donde les indicaron que vacunan al menos 100 personas por hora.

Auza sostuvo que este plan piloto se replicará en otras regiones del país. “No hay que bajar la guardia, estamos mejor con la vacuna, pero igual nos tenemos que cuidar”, expresó Arce en su visita en el hospital.

Bolivia cuenta con vacunas de la china Sinopharm, la rusa Sputnik V y las Oxford-Astrazeneca y ahora se suman las Pfizer.

El Gobierno boliviano tiene contratos firmados para adquirir 5,2 millones de dosis de Sputnik V y otros 5 millones de AstraZeneca-Oxford a través de Serum.

Un total de 547.471 personas del país tienen la primera dosis y 214.573 ya recibieron la segunda, según los últimos datos del Ministerio de Salud.

Bolivia acumula 301.831 contagios y 12.920 decesos, desde que se reportó el primer caso de COVID-19 en marzo del año pasado.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: