El Parlamento de Ecuador aprobó una ley para proteger la dolarización

Con 86 votos a favor, 41 en contra, un blanco y 7 abstenciones, la Asamblea Nacional dio luz verde a la denominada Ley de Defensa de la Dolarización, que había sido rechazada en dos ocasiones por el Consejo de Administración del Legislativo por problemas de forma

Con 86 voto afirmativos, 41 negativos, uno en blanco y cinco abstenciones, el pleno de la Asamblea aprobó en un segundo y definitivo debate el proyecto de reformas al Código Monetario y Financiero para la Defensa de la Dolarización
Con 86 voto afirmativos, 41 negativos, uno en blanco y cinco abstenciones, el pleno de la Asamblea aprobó en un segundo y definitivo debate el proyecto de reformas al Código Monetario y Financiero para la Defensa de la Dolarización

El Congreso de Ecuador aprobó este jueves un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo para proteger la dolarización implantada en el país en el año 2000 y que forma parte de los compromisos del país con el FMI.

Con 86 votos a favor, 41 en contra, un blanco y 7 abstenciones, la Asamblea Nacional dio luz verde a la denominada Ley de Defensa de la Dolarización, que había sido rechazada en dos ocasiones por el Consejo de Administración del Legislativo por problemas de forma.

El documento será enviado al presidente Lenín Moreno, que deberá sancionar u objetar la ley.

Ecuador dolarizó su economía en marzo de 2000 a causa de una crisis bancaria que dejó al Estado pérdidas estimadas en más de 5.000 millones de dólares.

“Es una buena noticia que la @AsambleaEcuador haya aprobado la Ley de Defensa de la Dolarización. Se blindan las reservas del @BancoCentral_Ec (Banco Central), los depósitos de los ciudadanos están seguros, la entidad recupera su autonomía”, escribió el ministro de Gobierno (Interior), Gabriel Martínez, en Twitter.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno recibirá el proyecto de ley para proteger la dolarización
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno recibirá el proyecto de ley para proteger la dolarización

La creación de esta ley es parte de los compromisos asumidos por Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprobó en septiembre un crédito a 27 meses para Ecuador en el marco del Servicio Ampliado del Fondo (SAF), por unos 6.500 millones de dólares.

El préstamo respalda un plan de reformas con medidas de austeridad y anticorrupción en el país.

La Asamblea “ha dado un paso muy importante y fundamental para defender la estabilidad económica y la dolarización”, celebró también en Twitter el ministro de Finanzas, Mauricio Pozo.

La norma establece que el Banco Central de Ecuador (BCE) contará “con la debida autonomía” y que sus decisiones estarán basadas “en criterios exclusivamente técnicos”, precisó el Congreso en un comunicado.

El logo del FMI en las oficinas de la entidad en Washington
El logo del FMI en las oficinas de la entidad en Washington

Además prohíbe que el BCE use sus reservas internacionales para inyectar recursos al gobierno.

“Nunca más un gobierno lo usará (al BCE) como caja chica”, indicó Martínez.

Por otra parte, la ley establece que una junta de regulación financiera definirá un sistema de tasas de interés máximas para créditos bancarios.

Durante el debate, desarrollado por Internet, adeptos y detractores de la ley advirtieron de los beneficios y riesgos de la normativa, cuya aprobación está atada al acuerdo crediticio por 6.500 millones de dólares que el Gobierno ecuatoriano suscribió con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Uno de los mayores debates se dio en torno a la devolución de la autonomía política y financiera al Banco Central y que, según los que la defienden permitirá garantizar la estabilidad de la economía y robustecer la política financiera del país, aunque los detractores lo consideran como una “privatización” de dicho instituto.

Según un informe del debate, publicado por la Asamblea, quienes estuvieron a favor del proyecto señalaron que la normativa permitirá mejorar la estructura del Banco Central, fortalecerá la dolarización, generará mayor liquidez, atraerá inversiones y fomentará la transparencia en el manejo del sistema financiero.

Los opositores, en cambio, advirtieron de eventuales sesgos de inconstitucional en la normativa, que abre la posibilidad para una fuga de capitales y señalaron que la estabilidad de la dolarización no depende de la reserva monetaria internacional, sino de la balanza de pagos.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO: