Coronavirus: una de cada cuatro ciudades de Brasil tiene lista de espera para las unidades de cuidados intensivos

El resultado de la encuesta divulgada por la Confederación Nacional de Municipios refleja el estado crítico en el que se encuentra el sistema público de salud brasileño, en momentos en que el país afronta la peor fase de la pandemia, con los hospitales desbordados y récords sucesivos de contagios y muertes

Un paciente que padece la enfermedad de coronavirus es transportado a un hospital de campaña instalado en el gimnasio deportivo Dell'Antonia en Santo Andre, en las afueras de San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)
Un paciente que padece la enfermedad de coronavirus es transportado a un hospital de campaña instalado en el gimnasio deportivo Dell'Antonia en Santo Andre, en las afueras de San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)

Una de cada cuatro ciudades brasileñas tiene lista de espera de pacientes con COVID-19 en estado grave que aguardan por una cama en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según una encuesta divulgada este viernes por la Confederación Nacional de Municipios.

El resultado refleja el estado crítico en el que se encuentra el sistema público de salud brasileño, en momentos en que el país afronta la peor fase de la pandemia del coronavirus, con los hospitales desbordados y récords sucesivos de contagios y muertes.

Entre los 3.169 municipios sondeados entre el 5 y el 8 de abril, 768 respondieron que tienen enfermos con COVID-19 a la espera de una cama de terapia intensiva para recibir tratamiento, lo que equivale al 24,2 % de las localidades que participaron en el estudio.

En algunas zonas del país, los profesionales sanitarios también están enfrentando la falta de medicamentos y cilindros de oxígeno destinados para los enfermos más graves.

Según la encuesta, 1.207 localidades reconocieron que están en “riesgo inminente” de quedarse sin ese paquete de fármacos, como sedativos, analgésicos y bloqueadores neuromusculares, esenciales para mantener intubados a los pacientes con COVID-19 que están en la UCI.

Decenas de personas esperan un autobús, en la ciudad de Río de Janeiro (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)
Decenas de personas esperan un autobús, en la ciudad de Río de Janeiro (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)

Esa cifra equivale al 38,1 % de las autoridades entrevistadas.

Con una población de 212 millones de habitantes distribuidos en 5.570 ciudades, Brasil registró hasta este viernes 348.718 fallecidos y cerca de 13,4 millones de infectados por el SARS-CoV-2.

El promedio de fallecidos vinculados a la enfermedad en los últimos siete días es de 2.900 al día.

Esta semana, el país ha superado dos veces la barrera de los 4.000 muertos en 24 horas: 4.195 el martes y 4.249 el jueves, nuevo máximo histórico.

La gestión de la pandemia en Brasil ha estado marcada por el negacionismo del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien desde el principio minimiza la peligrosidad del virus, censura la adopción de confinamientos e incluso llegó a poner en duda la eficacia de las mascarillas.

El jueves, un juez de la Corte Suprema ordenó al Senado poner en marcha una comisión de investigación para averiguar presuntas “omisiones” del Ejecutivo en el manejo de la crisis sanitaria, que en apenas un año ha sido conducida por cuatro ministros de Salud.

Ciudadanos ecuatorianos son vistos en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo
Ciudadanos ecuatorianos son vistos en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo

Ecuador exigió una cuarentena de 10 días a viajeros que provengan de Brasil

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE), que atiende la emergencia sanitaria en Ecuador por la pandemia del coronavirus, resolvió este viernes disponer un periodo de cuarentena de diez días a los viajeros que lleguen desde Brasil al país por vía aérea para quedarse.

Asimismo, dispuso que se elabore un nuevo protocolo de ingreso para deportistas de alto rendimiento que lleguen al país para participar en competencias, con el fin de proteger su salud y la de sus colegas ecuatorianos.

El COE dispuso a los ministerios de Salud, Transporte y Relaciones Exteriores que modifiquen la normativa aplicada por la pandemia para el ingreso de personas por vía aérea, para que se incluya la cuarentena a quienes provengan de Brasil.

“Todos los pasajeros cuyo punto de origen, escala o tránsito sea Brasil y sean residentes o ciudadanos ecuatorianos, deberán someterse a cuarentena obligatoria por 10 días en sus domicilios”, independientemente de que se hayan sometido a una prueba de diagnóstico para COVID-19, precisó el organismo.

Los viajeros, además, deben haber sido sometidos a una prueba PCR efectuada, como mínimo, diez días antes del viaje, aunque el Comité de Operaciones determinó que en este caso no importará el resultado de dicho test, pues aseguró que todos deben someterse al periodo de Aislamiento Preventivo Obligatorio (APO) en sus domicilios.

Ciudadanos con tapabocas son vistos en una calle de la ciudad de Quito (Ecuador) (EFE/José Jácome)
Ciudadanos con tapabocas son vistos en una calle de la ciudad de Quito (Ecuador) (EFE/José Jácome)

Asimismo, el COE dispuso que se incorpore a la normativa que los periodos de aislamiento (APO) se puedan realizar en “los alojamientos regulados por los ministerios de Turismo y Gobierno, que cuenten con su respectivo registro o permiso de funcionamiento”.

Por otra parte, el COE dispuso al Ministerio de Salud y a la Secretaría del Deporte la elaboración de un protocolo “que regule el ingreso de deportistas de elite, que garantice su salud y la de los ecuatorianos”.

Esta última decisión se anunció pocos días después de que, al menos, tres integrantes del equipo brasileño de fútbol Gremio fueran detectados con COVID-19.

Esa situación obligó a la Conmebol a trasladar para este viernes en Asunción el partido de la Copa Libertadores entre Independiente del Valle y Gremio, que se debía jugar el miércoles en Quito.

El anuncio del COE ecuatoriano se dio en un momento en que varias autoridades ecuatorianas han advertido de un incremento en el contagio por COVID-19, así como la saturación del sistema de atención sanitaria en todo el país.

También las autoridades ecuatorianas han advertido de la posibilidad de que se encuentre ya en el país la llamada variante brasileña del coronavirus.

Ecuador sumó este viernes 1.059 nuevo casos de COVID-19, por lo que la cifra de contagios con la enfermedad ascendió a 324.678 positivos acumulados en lo que va de la pandemia.

La cifra de muertos confirmados alcanzó los 12.247, a los que se suman 4.911 “fallecidos probables” con la enfermedad, según cifras del Ministerio de Salud.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: