Renunció la jefa de epidemiología de Bolivia en medio de denuncias de escasez de vacunas contra el COVID-19

María Bolivia Rothe presentó su dimisión al cargo alegando “razones estrictamente personales”

María Bolivia Rothe
María Bolivia Rothe

La jefa de epidemiología de Bolivia, María Bolivia Rothe, anunció este martes su renuncia a ese cargo en medio del inicio de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el país andino, que tiene lugar entre denuncias de escasez de dosis, rechazadas por el Gobierno de Luis Arce.

Rothe confirmó su renuncia a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta de Twitter, en los que que enfatizó en que su dimisión se debe a “razones estrictamente personales” y desmintió que se deba a “desacuerdos” con el ministro de Salud, Jeyson Auza.

“Jeyson Auza no solo es un gran Ministro, sino mi compañero y mi hermano, con quien hemos militado en momentos difíciles defendiendo nuestro proceso de cambio”, escribió Rothe.

Los tuits de María Bolivia Rothe
Los tuits de María Bolivia Rothe

Pese a que el gobierno de Arce nieg una escasez de vacunas, distintos hospitales indicaron que no cuentan con las dosis suficientes para comenzar este proceso.

En varios centros de salud se reportaron filas de ancianos que esperan a ser vacunados, por lo que el ministro Auza aclaró el lunes en una conferencia de prensa que Bolivia cuenta con las vacunas suficientes para comenzar el proceso de inmunización.

Auza sostuvo que, de las 947.970 vacunas distribuidas a nivel nacional, hasta ahora se han aplicado 323.462 dosis, que representan un 34 % de las vacunas.

Un miembro del Sistema Departamental de Salud desinfecta a una mujer en la entrada del coliseo Julio Borelli en La Paz (Bolivia). EFE/ Martín Alipaz/Archivo
Un miembro del Sistema Departamental de Salud desinfecta a una mujer en la entrada del coliseo Julio Borelli en La Paz (Bolivia). EFE/ Martín Alipaz/Archivo

El Gobierno boliviano de Luis Arce ha fijado un calendario para iniciar la vacunación masiva que comienza esta semana con los adultos mayores de 60 años.

La primera fase de vacunación contra el COVID-19 inició a fines de enero y estuvo enfocada en el personal de salud y personas con enfermedades preexistentes.

Las vacunas que están siendo aplicadas en el país son la Sputnik V desarrollada por el instituto Gamaleya de Rusia y la china Sinopharm.

La semana pasada, el Gobierno boliviano presentó un sistema para un preregistro para la vacunación masiva con la finalidad de agilizar el proceso. Hasta ahora se logró vacunar con las primeras dosis de la vacuna a 215.926 bolivianos, según el último reporte del Ministerio de Salud.

Bolivia acumula 275.392 casos positivos y 12.344 decesos, desde que se identificó el primer contagio de COVID-19 en marzo del año pasado.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: