La Justicia brasileña citó al gobierno de Jair Bolsonaro para que explique la designación de un general al frente de Petrobras

La decisión fue adoptada por el magistrado André Prado, de una corte federal del estado de Minas Gerais, en respuesta a una demanda presentada por dos abogados. El lunes, las acciones de la petrolera cayeron más del 20% por la noticia, pero rebotaron este martes

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EFE/ Joédson Alves/Archivo
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EFE/ Joédson Alves/Archivo

Un tribunal federal brasileño emplazó este martes al Gobierno de Jair Bolsonaro a explicar su intención de sustituir al presidente de la petrolera estatal Petrobras y designar en su lugar a un general del ejército, algo que ha generado una caída en picada de las acciones de la petrolera desde el pasado viernes, cuando fue anunciado el cambio (con un rebote el martes).

La decisión fue adoptada por el magistrado André Prado, de una corte federal del estado de Minas Gerais, en respuesta a una demanda presentada por dos abogados ante la designación como nuevo presidente de la petrolera al general de la reserva del Ejército Joaquim Silva e Luna.

Según el juez, el Gobierno deberá explicar “en un plazo de 72 horas” la razón de ese cambio, de “forma concisa y objetiva”.

El cambio que Bolsonaro pretende imponer en Petrobras, estatal cuyas acciones cotizan en las bolsas de San Pablo y Nueva York, fue interpretado por los mercados como una suerte de “injerencia” del Estado en los negocios de la petrolera.

Como consecuencia de esa percepción, los papeles preferenciales de Petrobras en la Bolsa de San Pablo se hundieron este lunes un 21,51 %, mientras que los ordinarios se desplomaron un 20,48 %, lo que llevó al parqué paulista a cerrar con pérdidas del 4,87 %. Las acciones repuntaban más de 10% el martes durante la rueda bursátil.

Foto de archivo del logo de la petrolera estatal brasileña Petrobras (REUTERS/Sergio Moraes)
Foto de archivo del logo de la petrolera estatal brasileña Petrobras (REUTERS/Sergio Moraes)

La presidencia de Petrobras está ocupada desde enero de 2019 por el economista Roberto Castello Branco, propuesto a Bolsonaro por el ministro de Economía, Paulo Guedes, un firme defensor de una línea liberal y de la no intervención del Estado en asuntos económicos.

Bolsonaro comenzó a manifestar su disconformidad con la dirección de Petrobras hace dos semanas, cuando un constante aumento de los precios de los combustibles llevó a los gremios de camioneros a amenazar con una huelga similar a la realizada en mayo de 2018, que paralizó al país durante once días con un grave impacto económico.

Petrobras ha argumentado que el alza de los combustibles, que ya supera el 30 % en lo que va de este año, obedece al comportamiento de los mercados internacionales y a la devaluación del real frente al dólar.

Bolsonaro, líder de una emergente ultraderecha y que se dice liberal en lo económico, no aceptó esas explicaciones y ratificó su decisión de poner al frente de Petrobras al general Silva e Luna, que fue ministro de Defensa entre (2016-2018) y ahora se desempeña como director del lado brasileño de la hidroeléctrica de Itaipú.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: