Un nuevo escándalo sacude a los Carabineros chilenos: descubrieron a un policía infiltrado en las protestas que alentaba la violencia

El hecho fue advertido por vecinos a un medio de investigación periodística local. Se revelaron audios en los que se escucha al agente incitar a "quemar a todos” los oficiales

desde Santiago, Chile
Carabineros de Chile enfrenta un nuevo escándalo tras revelarse identidad de un agente encubierto en un barrio de la capital de Chile

Durante los meses de protestas masivas en Chile, un hombre comenzó a ganarse la confianza de los vecinos e integrantes de organizaciones territoriales de la comuna de Peñalolén, un municipio que forma parte de la región metropolitana de Santiago.

El hombre se mostraba amable, colaborando con entusiasmo en la preparación de ollas comunes y el reparto de mercadería entre los más necesitados de la localidad. También fue, según quienes lo conocieron, un activo incitador a enfrentarse"con los pacos", término peyorativo usado en el país para referirse a las fuerzas de seguridad.

Contaba que había integrado “la primera línea”. Es decir, que integraba los grupos que asisten a la mayoría de las manifestaciones y, en muchas de ellas, se enfrentan a la policía abastecidos de piedras y bombas incendiarias artesanales.

Sin embargo, el jueves los residentes de Peñalolén se vieron sorprendidos luego de que su “combativo vecino” apareciera en un programa de televisión y, al aparecer su nombre, este no correspondiera al que les había dado. No obstante, el estupor fue aún mayor cuando indicara que era un cabo de Carabineros.

Los residentes comunicaron la información al Centro de Investigación Periodística (CIPER), que ha denunciado de manera constante irregularidades en la criticada institución.

En un informe, el medio indicó que se reservaría la verdadera identidad del policía. Pero no el nombre con el cual se presentó delante de los vecinos: Giovany Arévalo Álvarez.

En distintos testimonios, quienes lo conocieron bajo su alias indicaronq ue una de las cosas que más llamaba la atención eran sus constantes deseos de planificar ataques contra la policía, desarrollando planes y fórmulas para “sorprenderlos desprevenidos".

Pantallazo de WhatsApp con foto compartida por el agente encubierto al grupo de la organización social que intervino

Numerosas pruebas de las intervenciones del Carabinero en su rol de infiltrado quedaron registradas en los grupos de WhatsApp de las organizaciones en las que había logrado ingresar.

Supuestamente provenía de Antofagasta y, por su participación en desórdenes del estallido social en la ciudad, conocía distintas tácticas para llevar a cabo ataques contra los uniformados. Uno de sus planes más atrevidos fue la realización de un ataque sorpresa a la subcomisaría de la Población Lo Hermida, en Peñalolén.

En un mensaje de audio revelado por la investigación se escucha al policía decir: “Así lo hacíamos allá en Antofa. Imagínate que no subíamos ninguna huevá, ni a Facebook, ni a Instagram… ir así un día específico, para que los huevones no estén preparados, que no nos estén esperando, y empezar a atacarlos, hermano, empezar a atacar a los culiaos. Esa es la mano, porque si es que empezamos a subir hueás diciendo ‘ya, mañana a tal hora’, los huevones se van a preparar y nos van a estar esperando”.

Carabineros de Chile, consultado por la situación denunciada por la comunidad, respondió que se limitará a señalar que “el policía está bajo el amparo de la Ley de Inteligencia”, por lo que no se entregarán antecedentes.

No es la primera vez que Carabineros recibe una denuncia de esta naturaleza. No obstante, lo que se advierte como anacrónico, a juicio de los propios vecinos que hacen la denuncia, es que haya sido un formal incitador para atacar los cuarteles de la zona.

El programa de televisión que evidenció la real identidad del uniformado fue grabado en contexto de un allanamiento en el que se detuvo a diez supuestos integrantes de una banda que se dedicaba a la organización de ataques incendiarios a la comisaría de Peñalolén. En todo caso, ninguno de los detenidos pertenece a la organización en la que “Giovany”, el agente, se infiltró.


El CIPER solicitó un pronunciamiento formal a la institución. La respuesta nunca llegó y el video continuó por varias horas en las redes sociales, donde fue posible ver la identidad y características físicas del policía.

Además, se comprobó que los mensajes en audio revelados por el reporte, son efectivamente de “Giovany”. El agente, insiste permanentemente en atacar. “Hay que quemarlos”, llegó a decir en uno de ellos.

Debido al impacto de la pandemia, los vecinos de Peñalolén ponían sus energías en la organización de las ollas comunes y asistencia a casas de familias vulnerables. Sin embargo, “Giovany” insistía en la necesidad de convocar gente para un ataque. Esa ansiedad que fue advertida en los dirigentes, que empezaron a preguntarle las razones de su afanosa intención de enfrentarse a la policía.

Ls sospechas se instalaron y comenzó a quedar expuesto, pero él escabullía. No tenía amigos, nadie tenía claro cuál era el origen real del “nuevo vecino”. Uno de los integrantes de la organización reveló que fue alertado por otro vecino que “Giovany” había ido a una reunión de coordinación del aniversario de la población y que en ese contexto lo habían visto “sacándole fotos a las matrículas de los autos asistentes”.

Además, indica el informante, en otra reunión que abordaba temas de la crisis social se mostró muy ansioso de conseguir los números de teléfono de las personas con las que conversó. Los integrantes del grupo intentaron chequearlo, le pidieron su cédula de identidad y hasta le revisaron el celular. No tenía mensajes ni contactos, su respuesta fue una evasiva: “el celular es nuevo, el anterior se me perdió”, dijo.

En el mismo audio se escucha al infiltrado, demostrando su molestia por las dudas que se le estaban incriminando. “Me da rabia, porque estoy trabajando y todos me preguntan, hermano, ¿cuándo llegai? y está bien, si yo sé que tengo que llegar, pero yo tengo que trabajar, si estoy a pura pega acá. Y en Antofagasta era otra volá, puro carrete con los cabros, pero igual los cabros eran apañadores… a ustedes les mostré mi carnet, toda la weá. Si tengo cualquier antecedentes, hueón. Por desórdenes, toda la weá, y ustedes andan con la desconfianza, hermano. Yo entiendo la desconfianza, pero la weá es molestosa ya po”.

Audio de agente infiltrado en comunidad de Peñalolén

Los vecinos presentarán un recurso de amparo a favor de algunos integrantes, especialmente una vecina, dirigente social, quien ha declarado que se ha sentido amedrentada por presencia policial en lugares cercanos a su domicilio, con citaciones y seguimientos injustificados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

¿El final de los Carabineros?: denuncias por abusos y corrupción impulsan cambios profundos en la policía chilena

Chile.- Carabineros dice que el informe de Amnistía sobre las protestas en 2019 tiene “imprecisiones” y “omisiones”

ULTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS