Martín Vizcarra acusó al jefe del Congreso de Perú de “conspiración” para destituirlo

El presidente peruano denunció que Manuel Merino intentó involucrar a jefes militares en el proceso de destitución. Aseguró que hubo “traición” de su entorno tras la difusión de los polémicos audios, y se mostró dispuesto a colaborar con la Justicia

Martín Vizcarra, presidente de Perú (EFE/ Ernesto Arias)
Martín Vizcarra, presidente de Perú (EFE/ Ernesto Arias)

Martín Vizcarra acusó este lunes al jefe del Congreso de Perú, Manuel Merino, de “conspiración” por tratar de involucrar a jefes militares en su proceso de destitución, cuatro días antes de que el Parlamento vote una moción de destitución en su contra.

“¿Por qué el presidente del Congreso ha tratado y se ha comunicado con altos mandos militares, e incluso planeado pseudos gabinetes de quienes asumirían después de mi vacancia? Eso es conspiración, señores”, declaró Vizcarra durante un pronunciamiento desde el Palacio de Gobierno.

“Por eso confío en que las verdades fuerzas democráticas no permitirán que esto suceda. Por eso mismo desde el Ejecutivo acabamos de presentar una demanda competencial ante el tribunal constitucional con el objetivo de que sea el máximo intérprete de la Constitución el que determine cómo debe ejercer el Congreso la causal de vacancia presentada en mi contra”, agregó.

El Gobierno recurrió este lunes ante el Tribunal Constitucional para paralizar el proceso de destitución del mandatario que el Congreso votará el viernes.

“Se ha procedido a presentar la demanda competencial del Poder Ejecutivo contra el Congreso (...). Existe un uso indebido del Congreso” de la facultad para declarar la “incapacidad moral” del presidente, dijo a la prensa el procurador de temas constitucionales del Ministerio de Justicia, Luis Alberto Huerta.

Manuel Merino, jefe del Congreso de Perú
Manuel Merino, jefe del Congreso de Perú

El Congreso votará la destitución de Vizcarra tras abrir un proceso la semana pasada acusando al mandatario de haber supuestamente instado a mentir a dos asesoras investigadas en un caso de presuntas irregularidades en el contrato de un cantante, según unos audios difundidos el jueves pasado.

Vizcarra, que carece de partido y bancada, debe comparecer ante el plenario este viernes para ofrecer sus descargos, tras lo cual los 130 legisladores debatirán y procederán a votar. Se necesitan 87 votos para destituirlo.

Sin embargo, la votación del Parlamento podría ser suspendida por orden del Tribunal Constitucional, aunque no se pronuncie sobre el fondo del recurso del Gobierno, según Eloy Espinosa-Saldaña, uno de los siete magistrados de esa corte, cuyos fallos son inapelables.

“Nosotros lo que tenemos es el poder de paralizar el trámite del proceso de vacancia si consideramos que hay elementos, indicios, de violación de competencias” por parte del Congreso, manifestó el magistrado al canal América Televisión.

“Eso significa que el día 18 estaba programada una sesión para vacar al presidente y si hay una [medida] cautelar dada por nosotros, esa sesión no podría darse”, aclaró.

El próximo viernes el Congreso de Perú votará la moción de censura contra el presidente Martín Vizcarra (REUTERS/Guadalupe Pardo)
El próximo viernes el Congreso de Perú votará la moción de censura contra el presidente Martín Vizcarra (REUTERS/Guadalupe Pardo)

Si Vizcarra es destituido, el poder lo asumiría Merino, quien también quedó en el ojo del huracán por haber buscado apoyo de los jefes militares para impulsar la moción contra el presidente.

El actual mandato culmina el 28 de julio de 2021, y las elecciones presidenciales y legislativas están convocadas para abril del próximo año.

Entre tanto, las dos asesoras de Vizcarra que hablan con él en los polémicos audios dejaron sus cargos.

Mirian Morales, mano derecha de Vizcarra, renunció a su puesto de secretaria general de Palacio de Gobierno, mientras que la asistente del presidente, Karem Roca, fue despedida, dijeron las autoridades. Las casas de ambas fueron allanadas el sábado por la fiscalía en busca de documentación, lo mismo que las viviendas de cinco funcionarios del Ministerio de Cultura investigados por los contratos al cantante Richard Cisneros, que desataron esta crisis. La casa del artista también fue allanada.

En el pronunciamiento de este lunes, Vizcarra habló sobre la difusión de los polémicos audios y aseguró que se trató de una “traición” de su entorno. “Lo que hay aquí es la traición de mi entorno cercano que me genera tristeza... de quien yo confiaba desde años atrás y ha generado esta situación”. “Pido disculpas al país, porque quien yo confiaba desde años atrás ha generado esta situación con dichos, sin bases y sin fundamento alguno”, añadió.

Por su parte, el jefe de Estado aseguró que está dispuesto a colaborar con la Justicia: “En lo que respecta a mí, por mi investidura, debería corresponder procesarme después de concluido mi mandato, pero como ya lo he dicho, estoy dispuesto a dar todas las declaraciones de todo lo que requiera la Fiscalía ahora y no cuando culmine mi mandato (...) “Pido a las entidades competentes que pese a lo fantasioso e irreal que esto parece, se realice una investigación contrastando la versión de lo dicho para que se determine, a través de las instancias formales la falsedad de estos testimonios”.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El gobierno de Perú recurrió al Tribunal Constitucional para frenar el proceso de destitución de Martín Vizcarra

El Congreso de Perú aprobó la moción de censura contra el presidente Martín Vizcarra

Cacerolazos en Lima contra el juicio político para destituir a Martín Vizcarra

MAS NOTICIAS