Brasil registró 1.211 nuevos muertos por coronavirus y ya son más de 86.000 las víctimas fatales desde que comenzó el brote

En as últimas 24 horas, además, se confirmaron otros 51.147 casos, lo que totaliza un acumulado hasta ahora de 2.394.513 contagiados en el país, el segundo más afectado por el virus en el mundo

Una persona con COVID-19 es sepultada en el cementerio de Vila Formosa, en Sao Paulo, Brasil (Reuters)
Una persona con COVID-19 es sepultada en el cementerio de Vila Formosa, en Sao Paulo, Brasil (Reuters)

El número de muertos por coronavirus en Brasil llegó a 1.211 en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos se eleva ahora a 86.449, con casi 2,4 millones de casos confirmados, informó este sábado el Ministerio de Salud.

Los datos sugieren que la pandemia está aún lejos de llegar a ser medianamente controlada en Brasil, que en las últimas cuatro semanas ha mantenido un promedio de un millar de fallecidos cada día, con el número de contagios creciendo en forma exponencial y sin pausa

De hecho, en la última jornada las autoridades confirmaron 51.147 nuevos casos, lo que impulsó el acumulado hasta ahora a 2.394.513, según el balance difundido por las autoridades sanitarias.

El boletín añade que 690.584 pacientes están bajo observación y que un total de 1.617.480 personas se han recuperado de la COVID-19.

Entre estos últimos está el presidente del país, Jair Bolsonaro, quien este sábado anunció que un último examen al que fue sometido dio negativo, lo cual significa que está libre del virus, que le había sido detectado el pasado 7 de julio. “RT-PCR para Sars-Cov 2: negativo. Buen día a todos”, escribió el propio Bolsonaro este sábado en sus redes sociales, bajo una foto en la que aparece sonriente y con una caja de hidroxicloroquina en la mano.

(@jairbolsonaro)
(@jairbolsonaro)


Ese polémico antipalúdico, cuya eficacia contra el coronavirus es puesta en duda por la mayoría de la comunidad científica, es el que Bolsonaro dijo haber usado desde que le fue diagnosticada la enfermedad, un mal que en alguna ocasión llegó a tildar de “gripecita”. Inmediatamente después de informar sobre el resultado negativo, el mandatario abandonó su residencia oficial manejando una moto y, acompañado por una numerosa comitiva, fue hasta un concesionario de vehículos en el que estuvo algunos minutos.

(REUTERS)
(REUTERS)

En una conversación posterior con algunos simpatizantes, a las puertas de su residencia oficial, aseguró que durante los casi 20 días que permaneció recluido y convaleciente de COVID-19, no sintió “prácticamente nada” y casi no tuvo síntomas. “Si no fuera por el examen que dio positivo, tal vez ni sabía que tenía el virus”, declaró.

Se canceló a tradicional fiesta de in de año

La tradicional fiesta de fin de año en la playa de Copacabana de Rio de Janeiro, que atrae a millones de personas por su espectáculo de fuegos artificiales, fue cancelada este sábado por la alcaldía debido a la pandemia, despertando críticas ante las potenciales pérdidas económicas.

El "Reveillon" es un modelo que "no es viable en este escenario de pandemia, sin que haya una vacuna",  explicó en un comunicado Riotur, la oficina de turismo de la ciudad.

“Riotur presentará en los próximos días al alcalde Marcelo Crivella diferentes formatos posibles para la celebración del fin de año, sin presencia directa de público, en un modelo virtual, donde podamos llegar al público a través de la televisión o de plataformas digitales”, agrega la nota. Un responsable de Riotur dijo a la AFP que “no hay grandes motivos para celebrar, con más de 80.000 muertos” por coronavirus en Brasil. La idea es dar a esas celebraciones “una perspectiva de esperanza”, agregó.

Aunque algunos residentes aplaudieron la decisión, ya se alzaron voces en contra. Es el caso del presidente de la poderosa Asociación de Hoteles de Rio, Alfredo Lopes, quien criticó la medida por considerarla “unilateral” y por su impacto en el sector y en el turismo. ”La cancelación es un absurdo total, en una decisión tomada unilateralmente, sin conversar con la iniciativa privada del sector hotelero, que tiene más de 20.000 millones de reales (4.000 millones de dólares, este año) en inversiones y soporta unos 100.000 empleos”, dijo Lopes, citado por el portal de noticias G1.

En julio comenzó la reapertura en los principales estados de Brasil
En julio comenzó la reapertura en los principales estados de Brasil

Lopes dijo que se negociaba con Riotur la posibilidad de hacer el espectáculo de fuegos artificiales en otros puntos emblemáticos como el Cristo Redentor, el Pao de Açucar o algunas de las 20 playas de la ciudad para "evitar la aglomeración" en Copacabana.

Por otra parte, residentes de Rio se mostraron más comprensivos con la medida, pese a que algunos sufrirán las consecuencias. ”Creo que dentro de la coyuntura actual fue una decisión correcta”, dijo a la AFP Helena Marisa Rollau, una funcionaria pública de 49 años. Antonio Marcelo Pires, vendedor de helados de 52 años, también se resignó: “Para nosotros, que trabajamos en la playa de Copacabana, era bueno porque venía mucha gente, pero sin la vacuna está mal”. 

¿Sin carnaval?

Respecto del afamado carnaval de la ciudad, Riotur indicó que "espera la próxima asamblea de la Liga Independiente de las Escuelas de Samba, que definirá el rumbo de los desfiles y lo comunicará a la alcaldía de Rio".

Varias de esas escuelas ya se pronunciaron este mes por el aplazamiento de esos fastuosos desfiles. Por ahora, el presidente de Hoteles de Rio dijo que está “de acuerdo con aplazar” el carnaval.

Rio de Janeiro, un cóctel de problemas económicos y sociales, es el segundo estado con más muertos por coronavirus de Brasil, después de Sao Paulo.

Con información de EFE y Afp

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Río de Janeiro anunció que este año no se celebrará la tradicional fiesta de fin de año en la playa por la pandemia del coronavirus

Jair Bolsonaro anunció que ya no tiene coronavirus

El Banco Mundial adelantó que Latinoamérica va a perder 25 millones de empleos en 2020 por el coronavirus

MAS NOTICIAS