El vicepresidente de Ecuador aseguró que el nivel de contagio de coronavirus en Guayaquil es “alarmante”

Otto Sonnenholzner afirmó que la ciudad es el epicentro de la emergencia sanitaria en su país. Hasta el momento, las autoridades confirmaron 57 muertos y 1.890 casos

FILE PHOTO: Ecuador's Vice President Otto Sonnenholzner addresses the media, after President Lenin Moreno's government ended four-decade-oil fuel subsidies, in Quito, Ecuador October 4, 2019. REUTERS/Daniel Tapia./File Photo
FILE PHOTO: Ecuador's Vice President Otto Sonnenholzner addresses the media, after President Lenin Moreno's government ended four-decade-oil fuel subsidies, in Quito, Ecuador October 4, 2019. REUTERS/Daniel Tapia./File Photo

El vicepresidente ecuatoriano, Otto Sonnenholzner, aseguró este domingo que el nivel de contagio del coronavirus en la ciudad portuaria de Guayaquil (suroeste) es “alarmante” y que cada vez es más alto el riesgo de contraer la enfermedad. “Las cifras de contagiados son alarmantes y aumentan día a día”, especialmente en la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, a la que ha identificado como el epicentro de la emergencia sanitaria en su país.

Según las últimas cifras oficiales, en Ecuador se han registrado hasta hoy 57 personas fallecidas, 1.890 han dado positivo para la COVID-19 y hay 2.835 casos sospechosos de haber contraído la enfermedad.

La provincia costera de Guayas es la más afectada con 1.376 casos, seguida de la andina de Pichincha con 171, la tropical de Los Ríos con 60, la austral de Azuay con 53 y la occidental de Manabí con 46 pacientes positivos.

Sonnenholzner, en un mensaje de radio y televisión, recordó que el Gobierno decretó la emergencia sanitaria, así como un Estado de excepción y un toque de queda de quince horas diarias en todo el país, cuya población está sometida a un régimen de aislamiento domiciliario masivo y obligatorio, para contener la expansión del coronavirus.

Pese a las restricciones, en Guayas, en las última horas “casi mil personas” han sido detenidas por incumplir el toque de queda, a cargo de la fuerza pública desplegada por todo el país, se lamentó el vicepresidente que volvió a pedir que la gente “se quede en casa”.

Una oficial de policía ecuatoriana comprueba los documentos de paso seguro de un conductor después de que el gobierno restringiera los viajes dentro del país y declarara un toque de queda nocturno como respuesta a la enfermedad coronavirus
Una oficial de policía ecuatoriana comprueba los documentos de paso seguro de un conductor después de que el gobierno restringiera los viajes dentro del país y declarara un toque de queda nocturno como respuesta a la enfermedad coronavirus

Añadió que en Guayas se ha fortalecido el sistema de atención sanitaria, con medidas que incluyen la contratación de 497 nuevos médicos y se ha destinado 69 millones de dólares para la compra de medicamentos, insumos y equipamiento para proteger al personal de Salud. Además, indicó que la capacidad instalada del sistema de salud pública y de la seguridad social en Guayaquil ha aumentado en 306 camas de hospitalización normal, 162 puestos de unidades de cuidados intensivos y 249 respiradores para pacientes.

Por otra parte, Sonnenholzner agradeció la cooperación internacional y destacó el gesto de una farmacéutica suiza que ha donado una plataforma para diagnóstico molecular, lo que permitirá realizar cerca de mil pruebas diarias adicionales en Guayaquil.

Asímismo, dijo que en zonas de Guayas como Samborondón, Guayaquil y Daule se han adecuado ciertos coliseos para el aislamiento preventivo de pacientes positivos asintomáticos o con síntomas leves.

Dijo que el Gobierno tiene en sus planes procesos de compra de equipos de bioseguridad, pruebas o test de diagnóstico, equipamiento para unidades de cuidados intensivos y un hospital móvil, con una inversión de alrededor de 115 millones de dólares.

El vicepresidente expresó su solidaridad con los familiares de los fallecidos por el coronavirus e hizo un llamamiento a la población para cumplir con las disposiciones dadas por las autoridades, especialmente en Guayas, el epicentro de la crisis.

En esta provincia “el riesgo a contagiarse y morir por COVID-19 es cada vez más alto, casi el 74 por ciento de los contagiados están en Guayaquil. Por eso, ahora más que nunca, necesitamos aislarnos para que cuando nos volvamos a juntar no nos falte nadie”, enfatizó.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:



MAS NOTICIAS