Un policía durante una patrulla en la Playa de Leme, luego de que se dispusiera el cierre de las playas de Río de Janeiro. Foto: REUTERS/Pilar Olivares
Un policía durante una patrulla en la Playa de Leme, luego de que se dispusiera el cierre de las playas de Río de Janeiro. Foto: REUTERS/Pilar Olivares

El ministerio de Salud de Brasil reportó 345 casos positivos de coronavirus y nueve muertes consecuencia de la enfermedad, llevando el total a 34 y 1.891, respectivamente. Las cifras implican un aumento del 36 por ciento en el total de muertes y del 22 por ciento en el de casos positivos.

Todos los decesos tuvieron lugar en San Pablo (30) y Río de Janeiro (4). También se confirmó la muerte de un hombre de 33 años, de momento la persona más joven en perder la vida en el país.

Todos los estados han reportado contagios, aunque prácticamente la mitad del total corresponden a la suma de San Pablo (745) y Río de Janeiro (233). Brasil es el país de América Latina con mayor cantidad de casos positivos y muertes por coronavirus.

La cantidad de contagios en el país sudamericano se ha duplicado en tres días, día en el que las autoridades sanitarias declararon que el virus es transmitido de forma local y comunitaria en todo el territorio. Ello implica la conclusión de que no se limita a pacientes que lo contrajeron en el exterior o a través de allegados que hayan viajado.

El presidente del país, Jair Bolsonaro, ha minimizado la pandemia en distintas ocasiones, aunque en los últimos días admitió su gravedad. Bolsonaro igualmente reconoció que en un primer momento pensó que su propio ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, “estaba exagerando” cuando comenzó a anunciar medidas frente al coronavirus, pero agregó que ya viene “ajustando las cosas” con su colaborador, que ha sido elogiado por su posición enérgica frente a la crisis.

Imagen de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ajustando su mascarilla durante una conferencia de prensa para anunciar medidas sobre el coronavirus, en Brasilia, Marzo 18, 2020. REUTERS/Adriano Machado
Imagen de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ajustando su mascarilla durante una conferencia de prensa para anunciar medidas sobre el coronavirus, en Brasilia, Marzo 18, 2020. REUTERS/Adriano Machado

No obstante, ha criticado a los mandatarios regionales que han impuesto medidas de aislamiento social, al punto de calificar de “lunático” al gobernador de San Pablo, Joao Doria, por haber decretado una cuarentena de quince días en el estado más poblado de Brasil. La cuarentena determina la reclusión de la población del estado y el cierre de todos los comercios y servicios no esenciales.

En una entrevista que concedió este sábado al canal CNN Brasil, el líder ultraderechista criticó las medidas que han adoptado algunos gobernadores regionales para hacer frente al coronavirus, como la cuarentena o el cierre de aeropuertos, e insistió en que la crisis sea tratada sin “pánico” ni “histeria”.

Bolsonaro pidió que los gobernadores regionales se limiten a combatir la expansión del coronavirus sin aprovechar para intentar anticipar la campaña para las elecciones presidenciales de 2022. “Las medidas de ese gobernador (Doria), así como las de otros, como el de Río de Janeiro, extrapolan. Es una dosis de remedio excesivo que se convierte en veneno”, dijo al referirse a medidas para recluir a la población en sus casas y aislar las regiones.

Sobre el intento del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, de cerrar el aeropuerto de la ciudad afirmó que se trata de una medida que tan sólo “genera un clima de terror en la población que puede llevar a la depresión y bajar la inmunidad”.

El mismo Bolsonaro se ha sometido a dos tests para determinar si ha contraído la enfermedad, luego de que distintos miembros de su gabinete lo hicieran. Si bien ambos resultados fueron negativos, el jefe de Estado anticipó lo haría en una tercera ocasión para confirmar su estado de salud.

Más sobre este tema: