Ricardo Lagos (AFP)
Ricardo Lagos (AFP)

El ex presidente de Chile Ricardo Lagos (2000-2006) se metió en el debate sobre la profunda crisis política y social que atraviesa su país y presentó dos propuestas que, según él, ayudarían a solucionar los problemas que atraviesa la nación. El ex jefe de Estado indicó que elevar la deuda pública y devolver el IVA a los que menos tienen pueden ser fórmulas que ayuden a enfrentar el estallido social.

En una columna publicada en el periódico La Tercera -llamada Medidas concretas para recuperar las confianzas-, Lagos sostuvo: “Las desigualdades (en el mundo) no disminuyen, sino que aumentan, y es ese el origen de la ira que ha emergido en tantos lugares”.

Respecto a los episodios de violencia vividos en el último mes y medio en su país, fue contundente: “El saqueo ha sido el símbolo de estas seis semanas y el daño hecho a Chile es enorme. Acá no caben medias tintas: hay que repudiarlo y rechazar con fuerza esa violencia dura y delirante”.

Tras rechazar la violencia, Lagos propuso elevar la deuda pública: “Ese 30% que estamos endeudados, yo lo llevaría de frentón a 45%, que es lo que necesito para poder echar a caminar la máquina”. Y también devolverle el IVA a los sectores de menos recursos.

Protestas en Chile (REUTERS/Jose Luis Saavedra)
Protestas en Chile (REUTERS/Jose Luis Saavedra)

Respecto a esto último, se extendió: “Podemos hacer algo concreto y ligado directamente al rescate de la dignidad de los que tienen menos: devolverles el Impuesto al Valor Agregado, el IVA. Cabe reiterarlo, el 50% de los ingresos tributarios de Chile proviene del IVA, un impuesto que pagamos todos, hasta el más humilde, cuando compra un kilo de pan o un litro de leche. ¿Por qué no poner en marcha un sistema donde todo aquel que gane menos de 400.000 pesos reciba mensualmente la devolución de lo que ha pagado por ese impuesto? Es difícil imaginar un tributo más regresivo, donde el más pobre, que usa casi la totalidad de sus ingresos para subsistir, deba por ello pagar un 19% al Fisco”.

Y siguió: “Creo que en la agenda inmediata de un nuevo sistema tributario se debería contemplar con urgencia la devolución mensual de ese 19%, a través de, por ejemplo, una transferencia a la cuenta RUT. Ello tendría un efecto social y económico muy fuerte. Países como Costa Rica y Uruguay ya hacen algo similar; Reino Unido excluye a los mayores de 60 y a discapacitados; en Canadá se acumula como un crédito a usar en el sistema tributario. Entonces, podemos y debemos aprender de esas experiencias”.

“Esta propuesta encierra un componente de dignidad. Un Estado que se preocupa de sus habitantes, sabe cuánto ganan y sabe por qué debe devolver ese impuesto a los más necesitados. Si se trata de recuperar confianzas, esta medida parece ser urgente”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: