Evo Morales (AP Photo/Jorge Saenz)
Evo Morales (AP Photo/Jorge Saenz)

La comunidad internacional saludó este domingo la decisión de Evo Morales de convocar a nuevas elecciones generales en Bolivia, luego de conocer el informe de la OEA que confirmó serias irregularidades en el proceso realizado a fines de octubre.

“El Gobierno argentino entiende ineludible la decisión del Gobierno boliviano de convocar nuevas elecciones y, para ello, renovar con transparencia la integración del Tribunal Electoral”, indicó la Cancillería en un comunicado. Las autoridades argentinas recordaron que, junto a Brasil, Colombia y Estados Unidos, “solicitaron desde un principio que se investigaran las anomalías denunciadas el mismo 20 de octubre, día en que tuvieron lugar las elecciones, y apoyó la auditoría de la OEA”. Además, manifestó su esperanza de que las nueve elecciones “cuenten con todas las garantías de libertad y transparencia para que se pueda conocer sin distorsiones de ningún tipo la verdadera voz y voluntad del pueblo boliviano”.

En tanto, la Cancillería de Uruguay emitió un comunicado en el que “valora” la decisión del presidente de Bolivia, y dijo que “sigue con profunda atención” la situación que vive Bolivia, “lamenta los hechos de violencia” sucedidos allí en los últimos días y “rechaza las amenazas al quiebre del orden institucional vigente”. El gobierno de Tabaré Vázquez también hizo un llamado “a todos los actores políticos y sociales para que cese la violencia y para que el nuevo proceso electoral se desarrolle en el marco establecido en la Constitución y las Leyes”.

Los actores internacionales invocaron a evitar la violencia (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
Los actores internacionales invocaron a evitar la violencia (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Por su parte, el Departamento de Estado norteamericano pidió a la OEA que envíe una misión a Bolivia para asegurar que las nuevas elecciones convocadas sean transparentes. “Urgimos a la @OAS_official enviar una misión completa para asegurar que las nuevas elecciones sean libres y justas, y reflejen la voluntad del pueblo boliviano”, escribió en Twitter el subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak.

La Unión Europea elogió la decisión del gobierno boliviano. “Observamos positivamente el anuncio del gobierno de avanzar rápidamente” en la realización de un “proceso electoral nuevo y oportuno que sea creíble y que refleje fielmente la voluntad del pueblo”, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado. La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores llamó “a todas las partes, especialmente a las autoridades, para que asuman sus responsabilidades democráticas y tomen las decisiones apropiadas que permitan una reconciliación rápida y eviten más violencia”.

A su vez, el Gobierno español celebró el llamado a elecciones y expresó la esperanza de que esta iniciativa “restaure la confianza en el proceso electoral” boliviano. En un comunicado, el Ministerio español de Exteriores animó a los actores políticos bolivianos a “trabajar por vías institucionales y pacíficas” para hacer posible que, con esta nueva convocatoria, “se restaure la confianza en el proceso electoral como cauce de expresión democrática de la voluntad popular”. El ejecutivo del socialista Pedro Sánchez pidió a todos ellos “abstenerse de actos que puedan promover la división entre bolivianos e incitar a la violencia” y subrayó su “plena disposición a apoyar estos esfuerzos en la medida en que se le requiera”.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: