Evo Morales, presidente de Bolivia, y Hasan Rohani, presidente de Irán
Evo Morales, presidente de Bolivia, y Hasan Rohani, presidente de Irán

Irán, aliado del gobierno de Evo Morales, felicitó al presidente boliviano por haber logrado una “reelección”, a pesar de que el conteo de votos todavía no alcanza el 100% y, por ahora, apunta hacia un balotaje entre el líder izquierdista y su rival opositor, Carlos Mesa.

Abbas Mousavi, vocero del Minsterio de Relaciones Exteriores, saludó a la Paz por realizar una elección “democrática e inclusiva”, según un comunicado difundido por la agencia Tasnim.

Dando vuelta a la página electoral, el funcionario deseó a Bolivia bienestar y creciente prosperidad.

Morales, quien está en el poder desde el 2006, dio un discurso de victoria desde el domingo, confiado en el voto rural que tarda más en procesarse, mientras que Mesa denuncia un fraude por la polémica interrupción del conteo.

Las protestas continúan en las principales ciudades del país (Reuters)
Las protestas continúan en las principales ciudades del país (Reuters)

Al 96,78% de los votos computados, el presidente obtiene 46,49%, frente al 37,01% de su principal rival, una ventaja menor a los 10 puntos que necesita para proclamarse ganador en primera vuelta.

Ante la polémica, un colectivo de organizaciones civiles de los nueve departamentos de Bolivia llamó a un paro indefinido. “Vamos al paro hasta que ustedes digan”, arengó Luis Fernando Camacho, líder del Comité Cívico Pro-Santa Cruz, región motora del desarrollo nacional, donde ya comenzaron a cortarse algunas calles.

La influyente plataforma civil Conade, que aglutina comités cívicos de todo el país, anunció también “resistencia civil” ante la posible victoria de Morales y su adhesión al paro general. En la madrugada del miércoles, los adeptos a Mesa se enfrentaron con policías a las puertas del Tribunal Supremo Electoral (TSE), organismo al que reprochan estar supeditado a Morales.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: