Juan Arrom, Víctor Colma y Anuncio Marti
Juan Arrom, Víctor Colma y Anuncio Marti

El ministro de Exteriores paraguayo, Antonio Rivas Palacios, reprochó este jueves a Uruguay y Finlandia por la salida de tres paraguayos requeridos por la Justicia de su país por su presunta participación en un secuestro.

El canciller aprovechó su intervención en la inauguración de la IX Conferencia Italia-América Latina y Caribe en Roma para aludir al caso de la marcha a Helsinki de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán. “En la jornada de ayer tres prófugos procesados en el Paraguay por crímenes de secuestro y privación arbitraria de la libertad, entre otros, partieron desde el Uruguay hacia Finlandia con la colaboración de organizaciones internacionales para recibir refugio en dicho país europeo, causando estupefacción en mi país”, lamentó.

Pedimos a los hermanos países americanos y europeos abstenerse de mal utilizar los instrumentos del Derecho Internacional creados para velar por la integridad y bienestar de personas en peligro con la finalidad de proteger a personas procesadas judicialmente por la comisión de horrendos crímenes que lesionan a nuestras sociedades y dañan al ciudadano de bien”, dijo el canciller.

Medios paraguayos afirman que los tres habrían sido demorados en Madrid, pero las autoridades aún no han confirmado esta versión.

El miércoles, Blancia Riergo, la juez uruguaya que aprobó la petición de refugio, aseguró a El País que la sentencia que habilitó el viaje fue emitida el 27 de septiembre, por lo que considera que el gobierno paraguayo contó con el tiempo suficiente para responder a la decisión. Por su parte, Enrique Falco, abogado contratado por Asunción para la extradición de prófugos, sostuvo al mismo diario uruguayo que se enteró del fallo por correo electrónico el miércoles, cuando los tres implicados ya estaban en el aeropuerto. Según informó EFE, el sistema uruguayo prohíbe informar del proceso de tramitación. Colmán voló con documentación finlandesa, mientras que Martí y Arrom poseían una acreditación de Acnur.

Nos duele a todos la impunidad. Mientras yo sea presidente vamos a perseguirlos por donde vayan”, dijo este miércoles en rueda de prensa el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez. El gobierno también rechazó “enérgicamente” el tratamiento dispensado por Finlandia y las gestiones que hizo ese país ante Acnur para el otorgamiento de documentos especiales para el viaje.

Mario Abdo Benítez (Reuters)
Mario Abdo Benítez (Reuters)

Por su parte, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, señaló que se trata de un asunto judicial y resaltó la independencia de esta rama. “La Justicia le dio refugio y las Naciones Unidas, a través de Acnur, les consiguió un pasaporte a Finlandia. Así que el Poder Ejecutivo uruguayo no tiene absolutamente nada que ver”, sostuvo.

El 4 de junio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos rechazó una demanda contra Paraguay entablada por Arrom y Martí, ex líderes del partido marxista-leninista Patria Libre (ya desaparecido), quienes denunciaron haber sido víctimas -entre el 17 y el 30 de enero de 2002- de torturas físicas y psicológicas de parte de las fuerzas de seguridad para autoinculparse del secuestro. Ellos habían sido identificados por la propia secuestrada, María Edith Bordón, nuera de un ex ministro de Hacienda y liberada en 2002 tras el pago de una suma de dinero.

Los tres acusados vivían desde 2003 en Brasil bajo protección de Acnur, pero el gobierno del presidente Jair Bolsonaro les canceló el beneficio en junio pasado tras conocer el fallo de la CIDH.

(Con información de AFP y EFE)