Keiko Fujimori (EFE)
Keiko Fujimori (EFE)

La fiscalía allanó el martes dos viviendas en Lima de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori para buscar documentos relacionados con presuntos aportes ilegales de la compañía brasileña Odebrecht para su campaña de 2011.

El fiscal José Domingo Pérez, del equipo especial para el Lava Jato, encabezó el procedimiento que tiene el objetivo de buscar documentos físicos y digitales que puedan aportar detalles acerca de la recepción y manejo de fondos en la campaña de Fuerza Popular, el partido de Fujimori.

En realidad, las viviendas registradas son las de Giannina Delgado y Rocío Pardo-Figueroa, trabajadoras de confianza de la entonces tesorera del partido, Adriana Tarazona, hoy bajo arresto domiciliario, que, habrían recibido órdenes de resguardar esa documentación.

Fotografía cedida por el departamento de prensa del Poder Judicial del Perú que muestra a la líder opositora Keiko Fujimori a su llegada al Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional tras ser detenida el miércoles 10 de octubre de 2018, en Lima (EFE)
Fotografía cedida por el departamento de prensa del Poder Judicial del Perú que muestra a la líder opositora Keiko Fujimori a su llegada al Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional tras ser detenida el miércoles 10 de octubre de 2018, en Lima (EFE)

Las autoridades entraron sin problemas en la residencia de Delgado, pero sin embargo al llegar a la casa de Pardo-Figueroa, según denunció el propio fiscal Pérez a los medios, se encontraron con que la casa había sido abandonada "la semana pasada" y que por tanto iba a pedir al juez permiso para descerrajar la puerta.

Al poco tiempo, Pardo-Figueroa apareció en la puerta de la vivienda y anunció a los periodistas que ella no reside allí hace seis meses y que iba a presentar a la Fiscalía documentación con su nueva dirección y justificantes de que hace tiempo que no vive allí.

"Se ha solicitado esta medida al tomar conocimiento quiénes serían las dos personas que sustrajeron la documentación que era necesaria. Con lo cual, se evidencia que la investigación que se sigue contra Fuerza Popular desde el inicio se ha estado obstruyendo, obstaculizando con el objeto de que no se averigüe la verdad", apuntó el fiscal a la prensa.

El miércoles, por su parte, la Corte Suprema de Perú informó que anunciará el 12 de septiembre su fallo sobre el pedido de liberar a Keiko Fujimori. "Damos por concluida la sesión de la audiencia y fijamos fecha para lectura de este voto. Está fijado para el 12 de septiembre", dijo la jueza dirimente Susana Castañeda luego de escuchar los alegatos de la abogada defensora Giulliana Loza.

Desde noviembre Fujimori está en prisión preventiva mientras la fiscalía investiga el presunto lavado de activos por al menos un millón de dólares entregados por la empresa brasileña para la campaña presidencial. Fujimori también está acusada de encabezar una organización delictiva dentro de su partido político.

Alberto y Keiko Fujimori
Alberto y Keiko Fujimori

La abogada de Fujimori, Giulliana Loza, dijo en su cuenta de Twitter que "una vez más la Fiscalía usa instrumentos procesales para presionar indebidamente a la Corte Suprema y evitar que Keiko recupere su libertad" y aseguró que el procedimiento es un "atropello e injusticia".

La imputada es hija del ex mandatario Alberto Fujimori (1990-2000), en prisión por delitos de corrupción y lesa humanidad, entre otros.

Con información de AP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: