(Twitter/@PiruloAr)

Miles de nicaragüenses radicados en Costa Rica marchaban este domingo en contra del presidente de Nicaragua Daniel Ortega y esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, según fue reportado por  medios locales y trascendió en redes sociales.

La manifestación ha sido denominada "Marcha por la unidad" y exige la celebración de elecciones libres y la libertad de los presos políticos en Nicaragua. Se concentra en los alrededores del parque La Merced, en San José de Costa Rica, según indicó el periódico El Nuevo Diario.

Mientras que La Prensa informó que entre los que protestaban había también nicaragüenses radicados en Estados Unidos.

En las imágenes difundidas en redes sociales podía verse a las personas marchando con banderas nicaragüenses y gritando "Viva Nicaragua Libre".

En diferentes carteles podían leerse también consignas como "La unidad es el camino hacia la libertad" y  "libertad, justicia y democracia", entre otras.

Cerca de 60.000 nicaragüenses han abandonado el país por la crisis política y económica en el país bajo el gobierno autoritario de Ortega y Murillo.

Entre estos, 34.827 han pedido refugio en Costa Rica, según datos de la   Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica (DGME) citados por La Prensa, de un total de 55.000 que se creen han huido al país centroamericano.

Nicaragua vive desde comienzos de 2018 una crisis social y política que ha generado protestas contra el Gobierno de Ortega y un balance de entre 328 y 595 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 200 los fallecidos.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Ortega ha negado las acusaciones y ha asegurado que se trata de un intento de "golpe de Estado".

Las manifestaciones contra Ortega se iniciaron el 18 de abril del año pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: