Acorralado por el escándalo de un chat filtrado en que el gobernador emitía mensajes sexistas y homófobos, el gobernador de Puerto Rico Ricardo Roselló ofreció una conferencia de prensa en la que dijo que no dimitirá pero que sí evalúa hacer cambios en su gabinete.

"Yo voy a continuar en mi trabajo. Mi responsabilidad -y siento que es una gran responsabilidad- con el pueblo de Puerto Rico que me dio la posibilidad de servirle como Gobernador es continuar trabajando y proveerle resultados", dijo en una rueda de prensa de más de una hora en La Fortaleza, la sede del gobierno.

Sobre las revelaciones con la filtración de los mensajes de los chats de Telegram, el gobernador dijo que ahí se discutían "muchas cosas", pero que tras hacer "unas evaluaciones completas", determinaron que "no hay ilegalidad" en ellos.

Roselló hizo las declaraciones tras una multitudinaria protesta en la noche del lunes que acabó con enfrentamientos entre la policía y algunos manifestantes. Según las autoridades, hubo al menos 21 policías heridos y cinco personas detenidas.

Manifestantes se enfrentan a la policía en Puerto Rico (Erika Rodriguez/The New York Times)
Manifestantes se enfrentan a la policía en Puerto Rico (Erika Rodriguez/The New York Times)

El gobernador sostuvo, sin embargo, que está en un proceso de evaluación de los miembros de su gabinete. "El mensaje es que va a haber cambios pero quiero articularlos", apuntó.

La Casa Blanca aseguró este martes que el escándalo que sacude al Gobierno de Puerto Rico "demuestra" que el presidente de EEUU, Donald Trump, tenía motivos para estar preocupado por la gestión de la isla.

"Los lamentables sucesos de la semana pasada en Puerto Rico demuestran que la preocupación del presidente por su mala gestión, politización y corrupción eran válidos", señaló en un comunicado Judd Deere, asesor del mandatario.

La relación del presidente Trump y la isla, que es un estado libre asociado de EEUU, son tensas desde hace tiempo, debido a que buena parte de la población puertorriqueña considera que el mandatario los trató como ciudadanos de segunda clase tras el paso del huracán María, que devastó el territorio caribeño en septiembre de 2017.

Los ciudadanos de Puerto Rico pidieron la renuncia del gobernador Ricardo Roselló  (AP Photo/Carlos Giusti)
Los ciudadanos de Puerto Rico pidieron la renuncia del gobernador Ricardo Roselló  (AP Photo/Carlos Giusti)

La oposición demócrata, además, ha criticado con vehemencia la gestión de las autoridades y ha acusado al Gobierno de que su falta de apoyo había agravado la situación de sobremanera.

Los mensajes privados del gobernador han desatado el enojo de los ciudadanos y la indignación de varias estrellas que denunciaron lo sucedido en sus redes sociales, como Rocky Martin, "Residente" y Bad Bunny.

En el chat, Rosselló y sus asesores más cercanos intercambiaron chistes sobre periodistas, políticos y activistas, así como memes y comentarios despectivos.

Hasta el momento, el caso desató la salida de dos aliados cercanos: el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, y el principal funcionario financiero y representante del Gobierno en la Junta Fiscal impuesta por Washington que controla las finanzas de la isla, Christian Sobrino.

Figuras puertorriqueñas alzaron su voz contra Rosselló (Instagram: rickymartin, residente, badbunnypr)
Figuras puertorriqueñas alzaron su voz contra Rosselló (Instagram: rickymartin, residente, badbunnypr)

Ambos, parte del chat, renunciaron a sus cargos horas después de haber sido develados los cientos de mensajes entre los cuales el gobernador llamó "putas" a la ex concejal municipal de la ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, y a la alcaldesa capitalina, Carmen Yulín Cruz.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: