(Bloomberg)
(Bloomberg)

La Bolsa de Sao Paulo cerró este miércoles por primera vez por encima de los 100.000 puntos, impulsada según analistas por las decisiones de la Fed estadounidense y las expectativas de avance de las reformas en Brasil.

El índice Ibovespa terminó la sesión en 100.303 puntos, un alza de 0,90% respecto al cierre del martes. El Ibovespa sólo había superado los 100.000 puntos durante las sesiones del 18 y 19 de marzo, pero se retrajo por debajo de ese listón antes del cierre. En el intradiario del 19 de marzo alcanzó su récord histórico, de 100.438 puntos.

"El movimiento de hoy responde al escenario de la Fed", dijo el economista Silvio Campos Neto, de la consultora Tendencias.

La autoridad monetaria estadounidense dejó entreabierta la puerta a un próximo recorte de sus tasas, al comprometerse a "actuar en forma apropiada para sostener la expansión" de la economía ante "el aumento de las incertidumbres".

El Banco Central de Brasil (BCB) anunciará igualmente este miércoles su política de tasas; los analistas esperan mayoritariamente que las mantenga en su mínimo histórico de 6,50%, pero señalando igualmente una posibilidad de flexibilización este año para alentar la inversión y el consumo en un país amenazado por la recesión.

El BCB ha subordinado hasta ahora cualquier recorte eventual de las tasas a la aprobación de reformas estructurales, empezando por la reforma de las jubilaciones, para sanear las cuentas públicas.

Desde la llegada al poder de Bolsonaro en enero, la Bolsa de Sao Paulo ganó más de 14%, pero en movimientos de yo-yo, en función del avance o el retroceso de la reforma de las jubilaciones.

Una comisión parlamentaria empezó a discutir esta semana un proyecto de reforma, con modificaciones respecto a las que propone el gobierno, pero que alentó a los mercados sobre la posibilidad de que se apruebe este año.

"La mejora de los mercados debe confirmarse con el avance de la reforma de las jubilaciones. La semana que viene podrá ser importante, porque puede empezar el debate en el Congreso", dijo Campos Neto.

Por otro lado, el real siguió terreno frente al dólar, que se cotizó a 3,851 reales (frente a 3,861 reales al cierre de los mercados de la víspera).

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: