Fotografía cedida por la Policía Militar muestra a Adelio Obispo de Oliveira, acusado de apuñalar a Jair Bolsonaro el 6 de septiembre de 2018 en la ciudad de Juiz de Fora (EFE)
Fotografía cedida por la Policía Militar muestra a Adelio Obispo de Oliveira, acusado de apuñalar a Jair Bolsonaro el 6 de septiembre de 2018 en la ciudad de Juiz de Fora (EFE)

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este viernes que presentará un recurso contra la sentencia que absolvió al hombre que lo acuchilló el 6 de septiembre de 2018 por considerarlo no imputable por sus problemas mentales, para impedir que la persona que supuestamente ordenó el ataque quede impune.

"Voy a adoptar las medidas judiciales debidas. Voy a presentar recurso contra esa decisión. Se trata de un crimen contra un candidato a presidente de la República que actualmente tiene mandato. Tenemos que ir hasta las últimas consecuencias en este caso", afirmó el jefe de Estado en declaraciones a periodistas.

El mandatario señaló que, tras la absolución de su agresor y en caso de que el trámite judicial sea concluido definitivamente, difícilmente se harán gestiones para intentar identificar y sancionar a la persona que, en su opinión, ordenó el atentado.

Según el militar retirado, la sentencia "armó un circo" porque "a partir de este momento, si no hay ningún recurso y el proceso se de por concluido, en caso de que el agresor quiera revelar quién le pagó para intentar asesinarme, su testimonio ya no tendrá valor jurídico".

"Intentaron asesinarme. Estoy convencido de que sé quien lo hizo (ordenó el ataque), pero no puedo decirlo. No quiero prejuzgar a nadie", afirmó Bolsonaro al insistir en que el ataque que sufrió tuvo motivos políticos y que no se limitó a la acción aislada de una persona diagnosticada con problemas mentales.

El momento del ataque:

Bolsonaro anunció su decisión de presentar un recurso contra la sentencia poco después de que el juez federal tercero de la ciudad de Juiz de Fora, Bruno Savino, absolviera al autor material del ataque tras concluir que no es imputable por sus trastornos mentales, aunque ordenó su reclusión provisional hasta que los médicos determinen que no es peligroso.

La sentencia fue dictada contra Adelio Bispo de Oliveira, que está detenido desde que el 6 de septiembre del año pasado, atacó al actual jefe de Estado cuando participaba en un mitin electoral en la ciudad de Juiz de Fora, en Minas Gerais.

El juez sentenció con base en los informes psiquiátricos y periciales que concluyeron que el agresor sufre de "Trastorno Delirante Persistente", por lo que, según la legislación brasileña, no puede ser responsabilizado criminalmente.

Pese a absolver al acusado de los delitos contra la Ley de Seguridad Nacional que le imputó la Fiscalía, el juez ordenó, como medida preventiva, "que permanezca internado, por tiempo indeterminado, mientras no sea verificado que dejó de ser peligroso".

Agentes de la Policía Federal escoltan a Adelio Bispo de Oliveira, acusado de apuñalar a Jair Bolsonaro, para trasladarlo a una prisión federal en Campo Grande, estado de Mato Grosso, desde el aeropuerto Francisco Alvares de Assis en Juiz de Fora, Brasil, el 8 de septiembre de 2018 (REUTERS/Ricardo Moraes)
Agentes de la Policía Federal escoltan a Adelio Bispo de Oliveira, acusado de apuñalar a Jair Bolsonaro, para trasladarlo a una prisión federal en Campo Grande, estado de Mato Grosso, desde el aeropuerto Francisco Alvares de Assis en Juiz de Fora, Brasil, el 8 de septiembre de 2018 (REUTERS/Ricardo Moraes)

Al convertir la orden de prisión preventiva en una medida cautelar de reclusión provisional, el juez también ordenó que se le mantenga custodiado en la Penitenciaría Federal de Máxima Seguridad de Campo Grande, la capital del estado de Mato Grosso do Sul, y descartó su posible traslado a un hospital psiquiátrico por considerarlo "muy peligroso".

Bolsonaro, que en la época del ataque ya lideraba las encuestas de intención de voto para las elecciones de octubre pasado, sufrió graves heridas en el abdomen que le obligaron a pasar por el quirófano en tres ocasiones, la última de las cuales, cuando ya era presidente, para retirarle la bolsa de colostomía que le fue colocada hasta la reconstrucción de su tránsito intestinal.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: