El sistema educativo en Uruguay está en crisis (Gustavo Gavotti)
El sistema educativo en Uruguay está en crisis (Gustavo Gavotti)

El sistema educativo uruguayo está en crisis. El país está entre los peores de la región y muy detrás del promedio regional: sólo el 43,4% de los uruguayos de 21 a 23 años termina la enseñanza obligatoria. Y apenas el 36,3% lo hace en los tiempos establecidos por el calendario. Seis de cada diez jóvenes no finalizan el liceo o la UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay).

El periódico El País de Montevideo enfatiza en que Chile duplica a Uruguay en número de egresados del secundario y que Uruguay además figura muy por detrás de sus vecinos Argentina y Brasil. Según las cifras de Unesco, sus rivales más parejos son Honduras, Guatemala y El Salvador.

El mismo diario recuerda que cuando se inició el actual período de gobierno, la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) se había fijado que al término del quinquenio el 75% de los jóvenes completase la educación media superior. La Administración arrancaba así una ambiciosa carrera que en su línea de salida solo contaba con el 39% de veinteañeros graduados.

A esta altura, habiendo terminado el 2018, el 58% de los jóvenes debería haber obtenido el título de bachiller para que se estuviese cumpliendo con la meta trazada. Pero la realidad, según la propia ANEP en base a la Encuesta Continua de Hogares, muestra que en cuatro años la evolución fue inferior a cuatro puntos porcentuales y, a este ritmo, el quinquenio acabará con más de la mitad de los veinteañeros sin culminar el bachillerato.

(Infografía: El País / Fuente: AMEP)

 

El periódico recuerda que en octubre de 2014, cuando las metas de la ANEP estaban en un borrador, el director de Investigación, Evaluación y Estadística del organismo, Andrés Peri, ya advertía en una charla TED que el problema del Uruguay es que la educación media no nació con la vocación universalista de llegarle a todos.

Los primeros textos de políticas educativas estaban centrados en cómo se hace el puente entre quienes acaban la escuela y quieren continuar hacia la educación universitaria. Ahora se quiere cambiar el paradigma, que sea para todos, pero no se ha modificado el sistema que "está construido en base a la selectividad".

En el otro extremo están los niños más pequeños. La educación aún no es obligatoria a los tres años en Uruguay. Pero la ANEP se trazó "contribuir a la universalización de la cobertura de tres años". La Administración se había propuesto que, en 2018, hubiese al menos 13.643 niños de esa edad matriculados. Y se superó los 14.200.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: