Un recién nacido murió por las quemaduras de tercer grado que le provocó una incubadora artesanal en un hospital de la región boliviana de Santa Cruz.

En el hospital Nuestra Señora del Rosario de Warnes, donde una joven de 15 años dio a luz a su bebé de 32 semanas de gestación, no tenían incubadoras disponibles por lo que improvisaron una con luces muy fuertes, dijo el viernes Scarlett Pasabaré, tía del bebé, a la televisora Unitel.

"Como el bebé nació prematuro nos dijeron que necesitaba una incubadora, pero que ellos no contaban con ese equipo y que además no hay espacio en otros lugares. Nos dijeron que nosotros debemos buscar la incubadora", sostuvo la joven madre en un video difundido en el muro de Facebook de Radio Stilo de Warnes.

"Yo vi su bracito que estaba quemado. El bebé lloraba fuerte. Y nos dijeron que las luces le quemaron", agregó.

Al percatarse de las quemaduras los médicos intentaron trasladarlo a otro centro de salud. Uno les negó la atención porque estaba lleno y otro los atendió pero el recién nacido ya había fallecido.

Yo vi su bracito que estaba quemado. El bebé lloraba fuerte. Y nos dijeron que las luces le quemaron

El caso desnudó la precariedad de los centros de salud en Bolivia en momentos en que el gobierno del presidente Evo Morales ha incorporado desde inicios de enero un Sistema Único de Salud, Universal y Gratuito.

Las autoridades han anunciado una investigación por presunta negligencia a los médicos del centro hospitalario.

Con información de AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: