La enfermera Niurka Carmona, del hospital pediátrico Juan Viña, en Palma Soriano dijo a Radio Martí que en ocasiones las salas del hospital pediátrico se cubren "con una sola enfermera". Tampoco hay "personal de laboratorio, porque no le pagan lo suficiente para poder vivir", afirmó.

Desde Manzanillo, el doctor Santiago Márquez Frías concluyó que hay dos causas fundamentales: las situaciones difíciles a las que se enfrentan en su trabajo y "el salario que perciben, que no les permite ni a ellos ni a sus familiares llevar una vida digna".

Muchos laboratoristas y otros técnicos han abandonado su profesión en Palma Soriano. Carmona señala las mismas causas: bajos salarios y pésimas condiciones laborales.

Para Márquez Frías, esta situación impacta directamente a la población, pues "influye de forma marcada en la atención que se brinda en policlínicos, consultorios del médico de la familia y hospitales en el país".

En la última década el Ministerio de Salud Pública he eliminado 98,000 mil puestos técnicos y de enfermería, según un artículo publicado en el portal digital Diario de Cuba, a partir de una investigación realizada con las estadísticas oficiales.

Desde 2008, el régimen cubano ha eliminado del sistema sanitario de la Isla 77.880 puestos de técnicos y 20.124 de personal de enfermería, según los anuarios estadísticos del Ministerio de Salud Pública, citados en el reportaje.

Con información de Martí Noticias

MÁS SOBRE ESTE TEMA: