Momento en el que los cuerpos de seguridad protegen el vehículo donde los ministros se reguardaron. (Cortesía Panamá América).
Momento en el que los cuerpos de seguridad protegen el vehículo donde los ministros se reguardaron. (Cortesía Panamá América).
 

El Gobierno de Panamá denunció que un pequeño grupo de infiltrados opositores provocaron que una protesta realizada este martes en el interior del país por productores, que piden el cese de importaciones, derivara en disturbios que dieron al traste con el diálogo que se iba a dar este martes con este sector.

Los incidentes se dieron en la región central de Divisa y obligaron a que las unidades antidisturbios actuaran luego de que los manifestantes, gran parte ganaderos, sitiaran el vehículo que transportaba a los ministros de Desarrollo Agropecuario y de Seguridad, Eduardo Carles y Jonathan del Rosario, enviados del Gobierno para hablar con los productores.

Con esta acción son varias las protestas de productores de leche, carne y arroz de diversos sectores del país en contra de las importaciones desmedidas que dicen pueden acabar al sector agropecuario.

Carles y Del Rosario, junto al ministro de la Presidencia, Jorge González, condenaron los "actos de agresión física" y "violencia".

"Denunciamos la infiltración de activistas políticos de sectores opositores a esta Administración, y los hacemos responsables por los actos de agresión física contra altos funcionarios del Gobierno", señaló González.

González aseguró que "hay pruebas fotográficas y de video que muestran la planificación de los actos de violencia de esta turba (…) que llevaron armas blancas, machetes y piedras con la clara intención de provocar enfrentamientos".

González dijo que el Gobierno "no permitirá que incitadores pongan en riesgo la integridad física de ningún panameño", y exhortó a los productores "que son movidos por aspiraciones genuinas a retomar los métodos de paz y de diálogo que han caracterizados a esta Administración".

Advirtió a los "sectores políticos adversos al Gobierno que los votos se ganan con propuestas y no incitando a la violencia en las calles", y destacó que "no permitiremos el irrespeto a la autoridad y el debilitamiento de la gobernabilidad, la alteración del orden público".

El ministro de Seguridad indicó que ya tienen identificadas a personas "que son responsables de los actos de violencia".

Del Rosario afirmó que van a actuar en el marco de la Ley, pero que también serán "muy firmes para garantizar el orden público y aplicar las sanciones que correspondan a personas inescrupulosas que se aprovecharon de la concentración de productores para agredir a altos funcionarios y tratar de desestabilizar la paz social del país".

Reiteró que el Gobierno está abierto a discutir responsablemente "las inquietudes de todos los sectores el país", pero "no va a permitir que se ponga en riesgo la economía afectando la libre circulación de personas" con el cierre de calles.

Carles detalló por su parte que el paso les fue cerrado por los manifestantes cuando se dirigían a dialogar en una mesa técnica con miembros de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan) para hablar de "temas técnicos delicados y que son muy complejos", como el cese de importaciones que exigen los productores.

"Aquí hay mucha gente que abanica la idea de cerrar las importaciones porque quieren ser candidatos (para las elecciones generales del 5 de mayo de 2019), eso no puede ser, aquí tenemos que ser responsables", dijo Carles, señalando que espera un pronunciamiento de la Anagan "sobre estos lamentables hechos".

La Anagan dijo en una declaración pública que siempre han estado abiertos al diálogo, y que es por ello que por cuarta vez le hacen un llamado al presidente Juan Carlos Varela "a que nos reunamos para evaluar conjuntamente el futuro de la ganadería y evitar situaciones lamentables".

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: