Lula da Silva (AFP)
Lula da Silva (AFP)

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso en Curitiba (sur), será interrogado este miércoles en la sede de la Justicia Federal de esa ciudad, en medio de una gran expectación y fuertes medidas de seguridad.

En su primera salida de la cárcel, el ex mandatario de izquierda (2003-2010) debe responder por el presunto beneficio de reformas pagadas por grandes constructoras entre 2010 y 2014 en una hacienda en Atibaia, interior de San Pablo, atribuida a él a cambio de contratos con Petrobras.

La defensa de Lula mantiene su inocencia, asegura que la propiedad no le pertenece e insiste en que la denuncia es parte de una campaña de acoso político-judicial.

Frente a la sede de la Policía Federal, donde el ex presidente de 73 años purga en una celda solitaria una condena de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero, una cincuentena de militantes participaron hasta el final de la tarde del martes en la Vigilia Lula Libre, que se mantiene desde que fue preso el 7 de abril.

"Es la primera vez que Lula verá nuestra vigilia. Nosotros hablamos con él sin que nos vea, pero mañana (miércoles) va a ver cuánta gratitud el pueblo le está demostrando", explica Roberto Baggio, coordinador del Movimiento Sin Tierra (MST) en el estado Paraná, una de las organizaciones afines al Partido de los Trabajadores (PT) del ex mandatario.

Simpatizantes de Lula en un acto de Haddad antes de las elecciones (Reuters)
Simpatizantes de Lula en un acto de Haddad antes de las elecciones (Reuters)

Acompañar al ex presidente

El interrogatorio será a las 14:00 locales (16:00 GMT) en la sede de la Justicia Federal, a pocos kilómetros, y estará conducido por la jueza Gabriela Hardt, que comanda ahora la operación anticorrupción Lava Jato en sustitución de Sérgio Moro, futuro ministro de Justicia del presidente electo Jair Bolsonaro.

Según el PT, varias organizaciones sociales acompañarán el interrogatorio y seguirán el desplazamiento del ex mandatario, entre medidas de seguridad.

La Policía Militar apoyará el despliegue de la Policía Federal y de los agentes de tránsito en un operativo "para garantizar que los procedimientos (…) sean cumplidos con seguridad y tranquilidad".

En la mañana, está previsto que Lula reciba la visita del ex candidato presidencial Fernando Haddad, designado por el ex presidente tras ver invalidada su postulación, y de Gleisi Hoffmann, presidente del PT.

La condena actual de Lula es como beneficiario de un apartamento en el balneario paulista de Guaruja, igualmente a cambio de su mediación en contratos de Petrobras.

Además de estos dos casos, Lula tiene otros cuatro procesos en la Justicia. Se declara inocente en todos y denuncia una persecución judicial.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: