Fabrício Aparecido Pavan, de 32 años, aparcó su vehículo en una gasolinera en Ibitinga, San Pablo. Era la 01.30 de la madrugada del martes y tenía que cambiar un neumático que se le había pinchado.

Comenzó como una discusión, pero rápidamente se convirtió en otra cosa
Comenzó como una discusión, pero rápidamente se convirtió en otra cosa

Algo no le gustó de él a Mateus Lacorte, que llegó unos minutos más tarde en su auto. De 41 años, era conocido como Mateusão Louco, y tenía antecedentes policiales por haber protagonizado peleas callejeras y diferentes episodios violentos.

El agresor sacó un cuchillo y comenzó a apuñalar a la víctima, que trataba de defenderse con sus manos
El agresor sacó un cuchillo y comenzó a apuñalar a la víctima, que trataba de defenderse con sus manos

No se sabe por qué se desató la discusión, pero rápidamente se convirtió en un combate cuerpo a cuerpo. Lacorte sacó un cuchillo y trató de clavárselo a Pavan, pero se le cayó al piso.

El piso de la gasolinera quedó cubierto de sangre
El piso de la gasolinera quedó cubierto de sangre

Entonces, el otro lo tomó y comenzó a apuñalarlo con una brutalidad inusitada. Fueron en total nueve cuchilladas.

Pavan dejó a Lacorte tirado en un charco de sangre. Se subió a su auto y se fue.

El asesino se fue tranquilamente, con el crimen consumado
El asesino se fue tranquilamente, con el crimen consumado

El herido llegó con vida al hospital, pero murió poco después. El homicida fue arrestado. Confesó el crimen, pero alegó haber actuado en legítima defensa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: