El documento de la víctima (Foto: O Globo)
El documento de la víctima (Foto: O Globo)

Los ocupantes del vehículo que fue tiroteado por la Policía brasileña en una favela de Río de Janeiro, provocando la muerte de una turista española, negaron la versión de la Policía Militarizada de que el auto "rompió el bloqueo policial" y rechazaron que hubiera cualquier tipo de control.

El hermano y la cuñada de la víctima, María Esperanza Ruiz Jiménez, así como el conductor del vehículo, de nacionalidad italiana, y la guía, brasileña, declararon ante la Policía Civil de Río de Janeiro y contradijeron la versión dada por la Policía Militarizada, explicaron fuentes oficiales.

"Las personas que iban en el coche no vieron ningún control ni ninguna orden policial de parada. Estamos investigando para saber las circunstancias bien detalladas, para saber por qué dispararon" contra el vehículo, aseguró ante la prensa el comisario de la División de Homicidios de la Policía Civil, Fábio Cardoso.

Según él, "el vehículo dejó a los turistas abajo en la favela, se esperó y cuando recibió la llamada de la guía para ir a buscarlos, el conductor fue a buscarlos. En la bajada, sin encontrarse ningún control de la policía, escucharon disparos y entonces vieron que María había sido alcanzada por un tiro en la altura del cuello".

(El video del momento de la persecución)

La turista española, de 67 años y natural del Puerto de Santa María (Cádiz), fue trasladada en el mismo vehículo al Hospital Miguel Couto de la zona sur de Río de Janeiro, en el que falleció.

El incidente se produjo en las proximidades del Largo dos Boiadeiros, una bulliciosa zona comercial de la parte baja de la Rocinha, donde desde hace mes y medio se libra una guerra abierta entre bandas rivales de narcotraficantes que las autoridades intentaron frenar con la presencia del Ejército.

Según la Policía Militar, el auto en que viajaba Jiménez "rompió el bloqueo policial" en las proximidades del Largo dos Boiadeiros, por lo que los agentes dispararon y "durante el abordaje verificaron que se trataba de un vehículo para el transporte de turistas".

Cardoso dijo que la Policía Civil ya realizó una pericia en el lugar de los hechos y en el vehículo. "Fueron dos tiros, uno en el vidrio y otro en el parachoques", agregó. La Policía está investigando el tipo de proyectil usado en los disparos.

El delegado calificó de "inadmisibles" los hechos y criticó a los agentes que "dispararon sin ningún tipo de justificación contra este vehículo".

Los dos policías militarizados acusados fueron detenidos y trasladados a la cárcel de la Policía Miltiarizada en Niterói, en la región metropolitana de Río de Janeiro.

(Con información de EFE)

LEA MÁS: