El líder indígena Felipe Quispe acusó a Evo Morales de "neoliberal" y "vende patria"

"Hemos pensado que era un gobierno de izquierda, habíamos pensado que en este país se iba a instaurar un gobierno socialista, pero nos habíamos equivocado", afirmó el dirigente aimara boliviano

Felipe Quispe y Evo Morales (EFE)
Felipe Quispe y Evo Morales (EFE)

El dirigente aimara boliviano Felipe Quispe, quien lidera a vecinos e indígenas que bloquean la carretera hacia Perú desde el martes, acusó al presidente del país, Evo Morales, de ser "neoliberal", de no buscar el socialismo y de fomentar la protección de un alcalde sospechoso de corrupción.

Quispe, apodado el "Mallku" (que significa cóndor en aimara), hizo declaraciones a EFE en un contacto telefónico desde el lugar de las protestas donde hay miles de movilizados.

"Hemos pensado que era un gobierno de izquierda, habíamos pensado que en este país se iba a instaurar un gobierno socialista, pero nos habíamos equivocado, había sido el mismo capitalista, el mismo vende patria", manifestó el dirigente indígena, aimara como Morales.

Los habitantes del pueblo de Achacachi, a 93 kilómetros de La Paz, eligieron a Quispe para liderar sus bloqueos con piedras en la carretera, que cumplieron el tercer día consecutivo, para exigir la destitución del alcalde Edgar Ramos, acusado de corrupción.

Hemos pensado que era un gobierno de izquierda, habíamos pensado que en este país se iba a instaurar un gobierno socialista

Los manifestantes también piden la libertad de tres de sus dirigentes vecinales que fueron detenidos imputados por haber promovido en febrero unas protesta violentas contra el alcalde.

Quispe ha aprovechado su nuevo protagonismo para criticar a Morales y acusarlo de haber "robado la lucha" de aimaras y quechuas y entregar los recursos naturales al "imperialismo chino", en alusión a las contrataciones que firmas chinas tienen con el Estado.

El "Mallku" también cree que el Gobierno olvidó los principios filosóficos de la cultura andina que están en la Constitución y optar por supuestamente proteger a los funcionarios como Ramos, del partido gobernante, que se niega a renunciar.

Quispe dijo que fue un error haber "llevado en hombros a Evo Morales como presidente" porque, a su juicio, ahora no representa los intereses de los indígenas y es "dictatorial y represor".

Tengo ese orgullo de haber tumbado a esos gobiernos neoliberales, a los gobiernos blancos que eran la prolongación de la colonia española

Destacó que en su momento con sus protestas causó graves problemas con prolongados bloqueos en caminos a gobiernos como el de Hugo Banzer (1997-2001) y ayudó a forzar la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) y de Carlos Mesa (2003-2005).

"Tengo ese orgullo de haber tumbado a esos gobiernos neoliberales, a los gobiernos blancos que eran la prolongación de la colonia española", sostuvo el dirigente aimara.

Quispe, que dijo ser fiel a sus principios políticos, formó parte del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK) en los años 90 junto al actual vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

También ha descartado que pretenda buscar la presidencia al tener 75 años, que cumplió el martes, y porque en su momento su partido no tuvo el apoyo necesario para mantener su sigla política.

Las autoridades han acusado a Quispe de politizar la protesta de Achacachi, que tiene razones municipales, y han advertido que entre los manifestantes hay personas con armas de fuego.

La Policía intentó sin éxito el miércoles despejar la ruta con gases lacrimógenos, pero los agentes luego se replegaron para evitar choques con los miles de vecinos y campesinos que protestan.

LEA MÁS: