Los abogados de Lula adelantaron que apelarán la condena de 9 años y medio de prisión en Brasil "y ante las Naciones Unidas"

(Reuters)
(Reuters)

La sentencia que condenó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a nueve años y medio de cárcel por corrupción será apelada ante tribunales brasileños y ante las Naciones Unidas, dijo el miércoles el estudio de abogados que lo defiende.

"Estamos apelando y probaremos su inocencia en todas las cortes imparciales, incluyendo las Naciones Unidas", señaló un asesor del bufete en un mensaje a la AFP.

La decisión del magistrado -líder en la lucha anticorrupción en Brasil- fue tomada este miércoles en el marco de la investigación conocida como Lava Jato.

Moro determinó que el ex mandatario recibió sobornos de la empresa constructora OAS, una de las más grandes del país. Entre las ventajas recibidas por Lula figuran además un lujoso apartamento tríplex de 215 metros cuadrados en un complejo nuevo en Guarujá, en el litoral del estado de San Pablo. A cambio de estos "favores", el ex presidente y líder sindicalista habría facilitado contratos millonarios a esa compañía con Petrobras, según se desprende de la investigación.

La Justicia brasileña apuntó que Lula actuó como "jefe" del esquema de corrupción que salpicó a su gobierno y al de su sucesora Dilma Rousseff durante más de una década. Con esta condena, el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) se convirtió en el primer presidente brasileño condenado de la historia.

Tras la condena, el interrogante que surgió en Brasil y el mundo es si el líder del PT irá preso o podrá presentarse a las próximas elecciones presidenciales de 2018. En su fallo, el juez Sergio Moro afirma que podría "decretar la prisión preventiva" para prevenir la "destrucción de pruebas", pero luego sostiene que como "la prisión cautelar de un ex presidente de la República no deja de implicar ciertos traumas, la prudencia recomienda que se aguarde el juzgamiento de la Corte de Apelación antes de que se produzcan las consecuencias propias de la condena. Así, el ex presidente podrá presentar su apelación en libertad".

Por ahora, entonces, Lula permanecerá en libertad y nada le impide ser candidato presidencial, comicios para los que figura primero en las encuestas, aunque simultáneamente, con un alto nivel de impopularidad que le dificultaría el triunfo en una segunda vuelta.

La condena de Sergio Moro será apelada por el ex presidente y recién quedará firme si la ratifica en segunda instancia el Tribunal Regional Federal (TRF) de Porto Alegre. En promedio, ese tribunal viene tomándose un plazo de un año y medio para revisar las sentencias de Moro.

Recién después de que el fallo sea ratificado, Lula debería ir preso, como ocurrió con otros políticos y empresarios investigados en el Lava Jato. En ese momento, quedaría inhabilitado para presentarse como candidato a un cargo electivo.

LEA MÁS: