Celia Castedo
Celia Castedo

Celia Castedo, la funcionaria boliviana de la Administración de Aeropuertos que autorizó el plan de vuelo de la aerolínea LAMIA que se estrelló en Colombia pese a detectar irregularidades, argumentó su pedido de asilo en Brasil por temor a su integridad física y desconfianza en la justicia de su país.

Castedo, investigada junto a ejecutivos de la empresa por delitos como desastres en medio de transporte, homicidio, homicidio culposo, lesiones gravísimas, entre otros, inició el lunes los trámites para su solicitud de refugio en la ciudad de Corumbá.

"Ella expresó la falta de garantías y por la forma en que es manipulada la justicia en Bolivia", sostuvo Roger Zabala, miembro de la Red Solidaria de Refugiados y Migrantes que trabaja en cooperación a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), en declaraciones al canal PAT. Además, agregó que Castedo considera que no hay garantías para presentarse a algún proceso donde se garantice justicia, y que siente que "no solo corre riesgo su libertad, sino también su integridad física".

La funcionaria había objetado el plan de vuelo en el que la autonomía de vuelo del avión que figuraba era menor a la distancia hasta el destino, pero aceptó las excusas que pusieron los agentes de la aerolínea.

El fiscal general de Bolivia, Ramiro Guerrero, dijo que pedirán la declaratoria en rebeldía de Castedo, "una de las principales investigadas" dentro del caso. "Con eso vamos a tramitar su notificación a través de Interpol y por su puesto lo que corresponde procesalmente", informó.

Castedo, quien entró a Bolivia eludiendo los controles migratorios, recibió el Protocolo de Petición de Refugio por parte de las autoridades brasileñas que legaliza, hasta la emisión de un fallo judicial, su permanencia en territorio brasileño.

LEA MÁS: