Ismael Cala, sobre el triunfo de Trump: "Me preocupa que afecte a la estabilidad emocional de EEUU"

Infobae Miami I nvillar@infobae.com

Conocido simplemente como "Cala", el comunicador nacido en Santiago de Cuba ha logrado algo que muchas personas del medio sólo aspiran alcanzar. Convertido en un icono de la cadena CNN en Español, habiendo entrevistado a más de mil personalidades del mundo de la política y el entretenimiento, como Evo Morales, Jennifer López, Rafael Correa y Leopoldo López, entre tantos otros, el carismático periodista decidió darle un giro a su carrera al alejarse de la seguridad que le brindaba la pantalla chica y dedicarse por completo a viajar por el mundo, inspirando a la gente a alcanzar su plenitud espiritual.

"Aunque sé que mucha gente me siente como un líder espiritual, yo me veo más como un estratega de vida y ese fue un camino que yo ni planifiqué", confesó Cala. El cubano que hace años llama a Miami su hogar, supo aprovechar la enorme plataforma y ventana que tuvo en CNN en Español a través del programa "Cala" para marcar una identidad periodística que siempre lo asoció más con el costado de las emociones y la espiritualidad que con el simple objetivo de generar titulares, algo muy extendido en la industria de los medios hoy día.

“Hay dos sentimientos básicos en los seres humanos, el amor y el otro es la ausencia del amor, que es el miedo. Todo lo que se hace por miedo, genera terror, genera pánico, genera negatividad. Muchos de nosotros vivimos tomando decisiones no desde el amor, sino desde el miedo”.

Consultado acerca de su nuevo rol como referente espiritual, Cala aclaró que prefiere utilizar el término "estratega de vida" dado que este parte de la espiritualidad, pero también de aspectos de la psicología práctica, temas vinculados a la inteligencia emocional, programación neurolinguística, comunicación no violenta, y también el bienestar físico. A diferencia de otros referentes que se concentran únicamente en lo espiritual, Ismael propone no sólo enfocarse en la meditación sino también llama reflexionar, a crear estrategias, a buscar en el historial personal y aprender de él, creando un panorama un poco más complejo y abarcativo.

El nuevo rol de Cala lo lleva a viajar por el mundo con sus “viajes con propósitos” como la celebración en abril próximo de “Cala Mundos” en la India, un destino que marcó al comunicador y al cual regresa regularmente
El nuevo rol de Cala lo lleva a viajar por el mundo con sus “viajes con propósitos” como la celebración en abril próximo de “Cala Mundos” en la India, un destino que marcó al comunicador y al cual regresa regularmente

"El camino de llegar hasta aquí fue mi camino personal por desesperación, buscando respuestas en los libros de autoayuda, en los maestros y estrategas de vida que empecé a seguir hace ya 25 años de manera consciente. A los 15 años tuve que tomar una decisión, hablarle a Dios y decirle «haz un milagro conmigo» y hacer todo lo posible para que esta mente mía que ha heredado el tema de un desequilibrio químico, en mi caso fueron los suicidios y esquizofrenia en la familia. Siendo un adolescente sin sentido de hacia donde iba su vida y con un autoestima frágil, tuve que ir a ver a mi padre a un hospital psiquiátrico, un ingeniero químico azucarero brillante, después de que se le dieran electroshocks. Tuve que entender que tenía que tomar una decisión para romper esa especie de herencia o de karma genético que venía desde mi abuelito, el papá de mi padre, que se suicidó y una tía también con problemas mentales", explicó el periodista con su habitual claridad de conceptos.

"Lo que comenzó como una desesperación para encontrar las herramientas, estrategia y lo que le hacía bien a mi mente para mantenerla en positivo cuando su «piloto automático» siempre me llevaba a lo negativo y al peor de los escenarios, se fue multiplicando. Pero nunca pensé compartirlo con nadie, esto siempre lo hice para mi salvación personal".

“El concepto del éxito que la mayoría de nosotros tenemos es un concepto del éxito hacia afuera, es un concepto del éxito que necesita la constante validación de la sociedad, empezando por tu familia, por tu pareja, por tus hijos y no la validación propia tuya de decir «mira mi carrera como ser humano, que bien ha ido»” explicó Cala.

Con el tiempo llegaron las conferencias, primero recorriendo Latinoamérica con el objetivo de inspirar a jóvenes provenientes de familias marcadas por la violencia, criados en círculos de pobreza y vulnerabilidad social. "Yo les conté mi historia, con toda la vulnerabilidad de decirles que les pareceré ser exitoso y que mi vida fuese perfecta, aclarándoles que esto no era así. Ahí fue que me interesó a mi decir «todo esto que yo he logrado y que lo he aplicado y que me ha salvado la vida, y me ha hecho una persona exitosa no sólo ante mis ojos sino ante los ojos de otros, ¿cómo no compartirlo?» Y ahí es donde estamos hoy".

La mayoría de la gente que se le acerca en sus conferencias no saben como hacer una pregunta difícil, a veces formulada como "¿Por qué no me siento realizada, por qué no me siento feliz, por qué si tengo una familia que me ama…?". Según Cala, las preguntas no están bien enfocadas porque a muchos de nosotros como seres humanos desde la educación, nunca se nos dijo que el éxito de la felicidad no está en todo lo que pueda acumular por fuera. "La sociedad occidental nos ha hipotecado la felicidad a un concepto de logros exteriores, en una deuda que tu crees que vas a llegar y vas a ser feliz cuando tengas algo y cuando tienes ese nuevo algo ves que no cubrió tu felicidad".

En marzo próximo Ismael llevará sus “Cala Encuentros” a la Montaña Azul en Costa Rica y participará de la “Cumbre Mundial de la Felicidad” en Miami y de la “Cumbre Maestría de Vida” en la ciudad de Panamá
En marzo próximo Ismael llevará sus “Cala Encuentros” a la Montaña Azul en Costa Rica y participará de la “Cumbre Mundial de la Felicidad” en Miami y de la “Cumbre Maestría de Vida” en la ciudad de Panamá

Consultado acerca del rol de las redes sociales en el cambio de paradigma en lo que respecta a ser exitoso y feliz en la actualidad, Cala no dudó en expresar su contundente postura. "Sin dudas la llegada de las redes sociales han creado mucha mas ansiedad y han creado otro falso poder, con el cual las personas supuestamente pueden aspirar a ser exitosas o triunfadoras".

“Las redes sociales no son ni buenas ni malas, son maravillosas herramientas que nos han ayudado a conectarnos globalmente. Pero mucha gente ha creado una dependencia o una fobia de no sólo como viven en las redes sociales, sino también como siguen a otros, comparan su vida con las de otros sólo por esos instantáneos que pone la gente en redes sociales”.

La campaña presidencial que acaba de finalizar en los Estados Unidos sin lugar a dudas ha generado una división a nivel nacional que, a pesar de estar siempre latente de fondo como una especie de "lobo dormido", nunca se sintió de manera tan real y cruda como hoy día.

"Ha sido una campaña sin precedentes un circo político entre Hillary Clinton y Donald Trump. Yo diría que por una de esas escasas ocasiones en los EEUU, la mayoría de los votantes a los que yo escuché, y me incluyo dentro de ellos, decíamos tener que votar por el menos malo, algo que en América Latina es muy común terminar optando por el que menos daño haga. Que pobreza de liderazgo cuando uno tiene que ir a las urnas y decir «votemos por el menos malo»".

“El discurso de Donald Trump durante toda la campaña fue agresivo y “reptileano” no lo digo de manera derogativa, lo digo con conocimiento neurocientífico de nuestros cerebros, es el que venimos teniendo en la evolución desde los reptiles, es donde está la amígdala, donde se manejan los instintos, que son básicos de supervivencia, estoy en peligro, tengo una amenaza, que puedo hacer, tengo dos opciones, huyo o combato”.

Cala asegura que Donald Trump eligió combatir al status quo, al establishment, a Washington, y aseguró que hay mucho resentimiento en la ciudadanía de cualquier país, y que EEUU no es una excepción, un resentimiento contra el gobierno porque es lo establecido, contra la política convencional, contra los políticos de carrera como Hillary Clinton.

"El apeló al miedo de mucha gente y creo que el miedo venció sobre el amor, no estoy diciendo que Hillary sea el símbolo del amor pero por lo menos tenia un discurso mas inclusivo, de unidad nacional. Ahora si te das cuenta, una vez que Donald Trump ganó, su discurso ha cambiado y se ha suavizado. Entonces de alguna manera el no va a poder gobernar con el mismo discurso tan agresivo, visceral y radical que tuvo para la campaña y sus asesores lo saben, ya se ha empezado a notar hasta un tono de voz mucho mas relajado y menos intenso y agresivo que en la tribuna de campaña".

Consultado acerca de los posibles efectos que el discurso del nuevo presidente electo podría tener sobre la población norteamericana, Cala declaró estar preocupado por la estabilidad emocional del país, de la mayoría de las personas que viven en suelo estadounidense, que tienen un rencor porque no ganó su candidato y porque no conciben el triunfo de Donald Trump.

"En una democracia se respeta lo que se ha establecido y se da una oportunidad a que la persona demuestre que es lo que va a hacer, y luego si es un incompetente y la mayoría del país siente que su gestión no va por donde debe ir, bueno hay millones de formas de protestar y no será el primer país donde un presidente sale por una mala gestión".

Cala asegura que la salud emocional es demasiado importante para ponerla a merced de nadie, ni siquiera de un presidente electo que todavía no ha iniciado su mandato. Quedará por verse si los millones de norteamericanos que se sienten defraudados por sus compatriotas, puedan dejar de lado sus diferencias en pos del bien de toda una nación y de un mundo que mira expectante.

MAS NOTICIAS