Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD (EFE)
Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD (EFE)

Bajo el nombre de Compromisos de Alto Nivel quedaron establecidos el pasado 30 de octubre los diálogos entre el Gobierno venezolano y la oposición para lograr una salida pacífica a la grave crisis que afecta al país.

La liberación de los presos políticos es una de condiciones que puso de entrada la oposición para avanzar en las negociaciones. De acuerdo con lo que informa El Nacional, en un primer momento se habló de 25 personas, pero el oficialismo redujo la lista a 11 y garantizó que antes del 11 de noviembre sacaría de prisión a otras 60.

El diputado opositor Williams Dávila lo confirmó y lamentó que hasta ahora sólo se hayan liberado a cinco y no de manera plena, sino con medidas cautelares.

"En la lista estaba Antonio Ledezma, a quien por ley le corresponde libertad sin condiciones. A Daniel Ceballos se le daría casa por cárcel, al igual que a Leopoldo López", dijo Dávila.

La liberación de los presos políticos es una de las principales demandas de la oposición en los diálogos (AFP)
La liberación de los presos políticos es una de las principales demandas de la oposición en los diálogos (AFP)

El mismo periódico remarcó que el segundo "compromiso de alto nivel" es la solución del conflicto de los diputados de Amazonas, en el cual el Tribunal Supremo de Justicia instaría al Consejo Nacional Electoral a convocar a nuevas elecciones y, así, lograr que la Asamblea Nacional pueda funcionar y ser reconocida por el Ejecutivo.

En respuesta, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) postergó la declaratoria de responsabilidad política contra el presidente Nicolás Maduro y la suspensión de la marcha hasta Miraflores.

En tanto, el partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT) pidió que la mesa de diálogo sirva para resolver la grave crisis económica que atraviesa el país.

UNT, una de las principales organizaciones que integran la MUD y que participó tanto en las reuniones exploratorias como en la instalación formal del proceso de diálogo, subrayó la necesidad de dar prioridad al suministro de alimentos y medicinas, escasos en Venezuela.

La mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición con auspicio del Vaticano y Unasur (EFE)
La mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición con auspicio del Vaticano y Unasur (EFE)

El presidente de UNT y primer vicepresidente del Parlamento venezolano, Enrique Márquez, aseveró que en el país urgen "políticas claras y efectivas" de orden económico y no las "fracasadas del Gobierno", que, afirmó, de mantenerse, tenderán a empeorar la situación.

"El diálogo tiene que ocuparse de lo económico. Para que el diálogo sea positivo tiene que ser positivo para el pueblo venezolano. UNT está en la mesa de diálogo a favor del pueblo y no de nuestra ambición de políticas partidarias", dijo Márquez en rueda de prensa.