Salvaje represión de la policía chavista a una mujer en la Toma de Venezuela: la golpearon, la insultaron y se llevaron preso a su hijo

Laura Lara salió a las calles este miércoles como otros tantos venezolanos disconformes con la gestión del presidente Nicolás Maduro. Pero nunca se imaginó lo que iba a sufrir. En horas de la tarde, fue brutalmente golpeada por siete agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Maracay, estado de Aragua.

A ella le pegaron salvajemente, y a su hijo, tras golpearlo, se lo llevaron detenido. "Siete funcionarios me golpearon a mí y a mi hijo. Mi hijo está detenido. Me insultaron. Me decían que yo era una puta, una perra, una maldita y que me fuera a mi casa", narró la mujer, quien además denunció que se llevaron su teléfono.

Laura no fue la única que sufrió la agresión de la policía chavista. El líder opositor Henrique Capriles publicó en su cuenta de Twitter un video del momento en que Junior Ayala, miembro del partido Primero Justicia de Barinas, perdió su ojo izquierdo por un tiro a quemarropa.

El propio Capriles dio un balance nacional en el que contabilizó hasta el momento 120 personas heridas en enfrentamientos tras la Toma de Venezuela de este miércoles.

La oposición venezolana se movilizó en varias ciudades, en una demostración de fuerza tras el duro golpe recibido por la suspensión del proceso de referendo revocatorio que impulsa contra el presidente Nicolás Maduro, que ha elevado la crispación política.

Los manifestantes denunciaron represiones y detenciones por parte de las fuerzas chavistas. Los lugares de mayor tensión fueron Mérida y Cumaná, donde se registraron heridos por los gases lacrimógenos lanzados por la policía local.

En Cumaná, en tanto, los protestantes denunciaron detenciones de estudiantes y agresiones contra mujeres, niños y personas mayores.

Los venezolanos salieron a las calles para pedir el fin del gobierno de Nicolás Maduro (Reuters)
Los venezolanos salieron a las calles para pedir el fin del gobierno de Nicolás Maduro (Reuters)

En Caracas, donde se registró la mayor concurrencia, miles de personas se concentraron en siete puntos de donde marcharon hacia la autopista Francisco Fajardo (este). No obstante, las fuerzas chavistas impidieron la libre circulación hacia la capital, obstaculizando los principales accesos a la ciudad.

La denominada Toma de Venezuela ocurrió en el que debía ser el primero de tres días para la recolección de cuatro millones de firmas (20% del padrón electoral), último paso antes del llamado a referendo. Al cumplir ese requisito, la oposición quería evidenciar el mayoritario rechazo al régimen.

LEA MÁS:
Toma de Venezuela: miles de personas se movilizaron en todo el país para protestar contra Nicolás Maduro
Las Fuerzas Armadas de Venezuela dijeron que tomarán las empresas que se sumen a la huelga propuesta por la oposición