En el piso de la recesión brasileña asoma una mejora en los indicadores de inversión
En el piso de la recesión brasileña asoma una mejora en los indicadores de inversión

La economía de Brasil se contrajo por sexto trimestre seguido entre abril y junio, según datos oficiales publicados el miércoles, pero la inversión creció por primera vez desde 2013, lo que avivó las expectativas de una recuperación.

El producto interior bruto (PIB) de Brasil se encogió un 0,6% en el segundo trimestre, informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), poco más que el retroceso de 0,5% proyectado por economistas consultados en un sondeo de Reuters.

En la comparación interanual, el PIB de Brasil cayó un 3,8% en el segundo trimestre, agregó el IBGE.

Proyecciones de mercado apuntan a una contracción por encima de 3% para la economía brasileña en 2016, un retroceso por segundo año seguido, antes de una expansión estimada de 1,2% en 2017.
La desaceleración va camino a convertirse en la más severa que vivió el país, según registros que datan de más de un siglo.

No obstante, la inversión creció un 0,4% en el segundo trimestre, su primer avance luego de 10 trimestres consecutivos de contracción.

La producción industrial de Brasil también subió tras encogerse por cinco trimestres seguidos, gracias a una mayor producción de bienes de capital.