La sombra del tequila: la crisis de México ya repercute en el resto de América latina

Por Juliana Fregoso, desde Ciudad de México

México se encuentra en la lista de los 15 grandes importadores mundiales. El problema es que la crisis por la constante baja en las previsiones de crecimiento y el fortalecimiento del dólar ha frenado el nivel de importaciones, principalmente de países de Centroamérica y de América del Sur.

Aunque analistas descartan un "Efecto Tequila" como el de 1994 –cuando la crisis económica mexicana tuvo repercusiones a nivel mundial– sí prevén que tenga alguna consecuencia en mercados latinoamericanos porque, al menos en el primer semestre, el país disminuyó el ritmo de compras a Argentina, Costa Rica, Chile, Perú, Venezuela y a todo el bloque centroamericano.

Cifras del Ministerio de Economía muestran que la región más golpeada por el bajo crecimiento de la economía mexicana sería Centroamérica, que entre enero y abril de 2014 exportó a suelo azteca mercancías por un valor de 1.525 millones de dólares; para el mismo periodo de 2015 la cifra disminuyó a 727 millones de dólares, y el primer cuatrimestre de 2016 lo cerró en 672 millones de dólares.

En el caso de Costa Rica, por ejemplo, sus exportaciones a México pasaron de 214 millones de dólares a 108, es decir, casi a la mitad.

En el caso del bloque sudamericano, Perú sería el país más afectado, ya que su comercio con México se redujo en el primer cuatrimestre del año de 267 mdd a 172 millones.

Los mexicanos buscan precios. Según la Cepal, la pobreza aumentó 1,6% en los últimos dos años.
Los mexicanos buscan precios. Según la Cepal, la pobreza aumentó 1,6% en los últimos dos años.

Otro gran afectado en la región es Venezuela: en el primer cuatrimestre de 2015 le vendió a México 145 millones de dólares y este año le exportó sólo por 78 millones.

"México es la segunda economía más grande en América Latina, después de Brasil, por lo que el menor dinamismo mexicano afecta en cierta medida a la región. Pesa más en Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú, que son los que tienen un comercio más grande con México", afirmó Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analitics.

En el caso de Argentina, las importaciones a México se redujeron de 346 millones de dólares a 256.

 

En total, México dejó de comprar durante los cuatro primeros meses del año 211 millones de dólares a los 11 países de la Asociación Latinoamericana de Integración (los diez países de América del Sur y Cuba).

Entre los productos que el país ha dejado de comprar se encuentra todo lo relacionado con el sector agropecuario, textiles y piezas automotrices.

"En la medida que ha bajado la demanda de materias primas y productos terminados de importación, ha crecido el consumo interno. Esto se lo podemos atribuir a que tenemos un dólar más caro –a finales de 2015 se cotizaba en 17.18 pesos por unidad, a julio de este año cerró en un promedio de 18.75 pesos-", dijo James Salazar, analista del mexicano CIBanco.

Entre los productos que el país ha dejado de comprar se encuentra todo lo relacionado con el sector agropecuario, textiles y piezas automotrices.
 

La crisis mexicana

Desde el inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto, en diciembre de 2012, la crítica constante ha sido la pérdida de poder adquisitivo de la población, las constantes bajas y ajustes en los estimados de crecimiento y el desempleo.

En 2012, el crecimiento fue de 4,02 por ciento. Al año siguiente, el primero del gobierno de Peña Nieto, cayó a 1,36 %. En 2014 llegó a 2,25 por ciento, en 2015 el país creció 2,46. Para este año, el banco central ratificó el lunes su estimado de entre 2,2 y 3,2 por ciento.

En un reciente informe, llamado Panorama Social de América Latina 2015, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) destacó que México, junto con Guatemala y Venezuela, fue uno de los pocos países de la región en los que creció la pobreza.

El informe de la Cepal detalla que la pobreza en México avanzó de 51,6% de la población del país en 2012 a 53,2% en 2014, mientras que la indigencia creció 0,6%, para alcanzar a más de 6 millones de personas, alrededor del 20% de la población.

Las automotrices mexicanas bajaron su producción e importan menos autopartes
Las automotrices mexicanas bajaron su producción e importan menos autopartes

"El pobre crecimiento de la economía ha reducido la demanda de insumos importados sobre todo de bienes intermedios y de capital. La economía ha estado creciendo a una tasa alrededor de 2% a mitad del año y eso explica el menor consumo de bienes importados en gran medida. En segundo lugar, la fuerte depreciación acumulada por el peso mexicano ha encarecido las importaciones de bienes de consumo, reduciendo con ello el poder de compra de la moneda mexicana y por lo tanto la demanda de los consumidores. En tercer lugar, el lento avance del empleo también limita el gasto de los consumidores, lo cual se expresa en menor demanda de bienes importados", explicó Coutiño de Moody's.

 

¿Efecto Tequila 2.0?

Para los analistas, los problemas de la economía mexicana pueden agudizarse durante este segundo semestre, a pesar de la recuperación de los precios del petróleo –que representa el 30 por ciento de los ingresos del gobierno– y la reciente estabilidad del mercado cambiario.

"Hay una pérdida de dinamismo en la economía, las tazas de crecimiento son muy modestas para ser la segunda economía más grande de la región. En este momento lo que debe preocupar es que la economía de Estados Unidos –principal socio comercial de México– termine de repuntar, pero si no lo hace, ése es un factor muy grande riesgo que puede agravar el tema de las compras a Centro y Sudamérica", advirtió James Salazar.

Ambos analistas expresaron que si bien es cierto que esta crisis no sería de la gravedad del llamado "Efecto Tequila", sí puede traer un cierto estancamiento en el intercambio comercial.

"México enfrenta un de sus peores crisis económicas desde 1994, pero la situación es diferente y esto hace que el impacto sea menos duro. Por ejemplo, la inflación está controlada y existen reservas internacionales todavía suficientes, eso puede amortiguar un golpe fuerte", agregó Salazar.

El "Efecto Tequila", conocido también a nivel local como "El error de Diciembre", se refiere a la devaluación del peso mexicano, a finales de 1994, provocada por la falta de reservas internacionales, ante lo cual, el entonces Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, solicitó al Congreso de su país un crédito para México por 20 mil millones de dólares a fin de que el país pudiera cumplir con sus acreedores sus compromisos financieros. Entonces, la crisis mexicana se extendió al resto de los países de la región.

LEA MÁS: ESPECIALES DE INFOBAE AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR