Henry Ramos Allup (Reuters)
Henry Ramos Allup (Reuters)

El opositor Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, informó que el próximo 23 de junio visitará la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, con el objetivo de denunciar la crisis que atraviesa Venezuela.

El viaje será en el marco de una reunión en la que prevé "exponer la ruptura del orden constitucional en Venezuela", según indicó el parlamentario en su cuenta de Twitter.

En las últimas horas, se registraron nuevas protestas en varias parroquias de la ciudad de Mérida y en municipios vecinos, como Santos Marquina (Tabay) y Rangel (Mucuchíes). Con quema de neumáticos, cientos de venezolanos pidieron alimentos.

"El pueblo está cansado, tenemos hambre, no podemos permitir que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) nos discriminen al decir quiénes pueden comprar y quiénes no, violando el artículo 76 de la Constitución. ¿Qué quieren? El pueblo tiene hambre y el Gobierno tiene que abrir los ojos", dijo Edgar Osorio, uno de los manifestantes.

Luis Almagro (AFP)
Luis Almagro (AFP)

En un informe de 132 páginas, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, alertó de la grave crisis que atraviesa el país petrolero. Recurrió al artículo 20 de la Carta Democrática del organismo para "solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016", un procedimiento que "deberá atender la alteración del orden constitucional y cómo afecta gravemente el orden democrático" de Venezuela.

El extenso texto está dividido en distintos ítems donde se justifica el pedido del secretario Almagro y también se explica la situación particular del caso venezolano.

Defensa internacional de la democracia

La OEA resalta la necesidad de respetar el orden democrático de los países miembros y hace un especial énfasis en el resguardo de los derechos humanos. También resalta el respeto por las Constituciones nacionales de los distintos países.

"El continente americano ha sido pionero en la adopción de normas internacionales para la defensa de la democracia. Así como ocurre con la defensa de los derechos humanos, el velar por el mantenimiento del orden democrático en la región es una responsabilidad de todos".

Alteración grave del orden democrático

El organismo habla de los casos donde se "altera gravemente el orden democrático" y sostiene que en el caso venezolano eso está ocurriendo.

"El régimen democrático no se agota en los procesos electorales, sino que se expresa también en el ejercicio legítimo del poder dentro del marco del Estado de derecho, que incluye el respeto a los elementos, componentes y atributos de la democracia".

Los venezolanos sufren la crisis en carne propia (AFP)
Los venezolanos sufren la crisis en carne propia (AFP)

Ética en la política

En este apartado se resalta que los problemas en la política están "para ser enfrentados" y se cita a Desmond Tutu: "Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor".

"Toda solución de crisis institucional se resuelve en la legitimidad que otorga el pueblo".

La crítica situación de Venezuela

Con ejemplos de todo tipo, en este ítem se explicitan los problemas que atraviesa el país gobernado por Nicolás Maduro. "Se perdió la finalidad de la política. Se olvidó defender el bien mayor y colectivo a largo plazo sobre el bien individual a corto plazo".

Se detalla la situación de crisis humanitaria y se trata de entender por qué se llegó a esta situación actual. La escasez de medicinas ocupa un rol importante en el informe. Distintos cuadros detallan el nivel de escasez existente en el país.

También se hace referencia a los problemas de inseguridad. "En el año 2015 la cifra fue de 17.778 homicidios, es decir 58,1 cada 100.000 habitantes", dice el número oficial. Sin embargo, destaca la OEA, la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) afirma que fueron 27.875, es decir 90 cada 100.000 habitantes.

Otro apartado hace hincapié en los indicadores sobre la corrupción y se afirma que las investigaciones sobre este tema, que se llevan a cabo en la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, hablan de un monto de 69.000 millones de dólares.

Las protestas en las calles son diarias (AFP)
Las protestas en las calles son diarias (AFP)

Un punto importante es el referido a la existencia de presos políticos. La OEA señala la "contradicción entre democracia y la existencia de presos políticos".

"La criminalización de las protestas, el acoso y el encarcelamiento de opositores son prácticas propias de un Estado opresor. Estas personas están presas en la conciencia del gobierno venezolano".

También se habla de la falta de independencia de los poderes públicos del Estado y se destaca que es de "vital importancia" que el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos Allup, preste su testimonio ante el Consejo Permanente.

En otro apartado se detalla cuál es la situación de las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional (de mayoría opositora) y cómo la gran mayoría de ellas sufren trabas por parte de la Justicia chavista.

En otro orden, se señala las declaratorias de estados de excepción y de emergencia económica por parte del presidente Nicolás Maduro. Se habla de ellas como una práctica "recurrente" y que no resuelve los problemas de fondo.

Por último, se hace referencia al referendo revocatorio, a su cronograma y plazos. Se destaca que ese mecanismo es constitucional y se detalla todos los pasos que se deben cumplir para que se lleve a cabo.