Orbán explora alianzas con ultraconservadores en reuniones con Meloni y Morawiecki antes de la cumbre UE

Guardar

Nuevo

infobae

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha explorado este lunes en reuniones previas a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE posibles alianzas con otros líderes ultraconservadores, como la italiana Giorgia Meloni y el exprimer ministro polaco Mateusz Morawiecki; ya que su partido Fidesz cuenta con 10 escaños en el Parlamento Europeo tras las elecciones del pasado domingo pero está sin grupo desde su suspensión del Partido Popular Europeo (PPE). En declaraciones a la prensa en los márgenes de la reunión con Meloni y otros líderes de la ultraderecha europea, Orbán ha evitado responder a las preguntas de cuál es el futuro de Fidesz en la Eurocámara y se ha limitado a augurar que será "brillante", sin aclarar si busca encaje en el grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) del que forman parte los Hermanos de Italia de Meloni y Vox o en el de Identidad y Democracia (ID), que lidera la Agrupación Nacional de Marine Le Pen. La reunión de Orbán con Meloni se ha centrado en "evaluar los resultados" de las europeas, aunque también han hablado de las negociaciones en el Consejo Europeo para decidir el reparto de altos cargos de la UE y del programa de la próxima presidencia semestral del Consejo de la UE que Hungría asumirá el próximo 1 de julio, según ha detallado un portavoz del primer ministro húngaro. Más tarde, también se ha visto con el exprimer ministro ultraconservador polaco Morawiecki, con quien ha discutido sobre "la unión de las fuerzas de derecha europea", según el mismo portavoz. En declaraciones recogidas por la agencia italiana AdnKronos, Orbán ha dicho que su reunión con Meloni "ha ido bien" y que "siempre es positivo colaborar con los italianos", aunque ha evitado dar más detalles de un encuentro tras el que la primera ministra italiana no ha querido hacer declaraciones. Sobre las opciones de Von der Leyen para repetir al frente de la Comisión Europea, que Budapest ya ha dejado claro en las semanas pasadas que no aprueba, Orbán ha pedido esperar a ver cómo se desarrolla la cena informal de líderes que se celebra esta tarde en Bruselas. "Después de la cena tendremos las cosas más claras. Todo está por definir ahora", ha zanjado el mandatario húngaro. Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE buscan esta noche un acuerdo para repartir las presidencias de la Comisión Europea, del Consejo Europeo y del Parlamento Europeo, así como al nuevo jefe de la diplomacia que tome el relevo de Josep Borrell. En el caso de la presidencia del Ejecutivo comunitario, que Von der Leyen aspira a revalidar, la decisión debe tomarse por mayoría cualificada de los 27 por lo que las reservas de Orbán no serían suficientes para frenarla. Si los líderes llegan a un acuerdo, el nombramiento deberá someterse a la votación del pleno del Parlamento Europeo en donde el PPE da por hecho que cuenta con los apoyos suficientes de socialistas y liberales europeos para que Von der Leyen supere el examen sin necesidad de recurrir a los votos de la extrema derecha, ya que ello podría hacerle perder los apoyos de las principales fuerzas.

Guardar

Nuevo