EXCLUSIVA-Gobierno de Brasil admite problemas con estimaciones sobre cosecha de café, planea revisión

Por Roberto Samora

SAO PAULO, 23 sep (Reuters) - El Gobierno de Brasil admitió que sus estimaciones sobre la cosecha de café en los últimos años tienen problemas y necesitan mejoras, ya que los números de la producción han sido menores que la suma del consumo local más las exportaciones.

En una entrevista con Reuters el jueves, el director de política agrícola de la agencia brasileña de alimentos y estadísticas Conab, Sergio De Zen, dijo que debido a esas discrepancias hay un proceso en marcha para revisar los números y la metodología de las previsiones de la cosecha de café.

Las cifras de café de la Conab para Brasil, el mayor productor y exportador del mundo, han sido durante años objeto de debate entre operadores y analistas, que generalmente consideran que las estimaciones de producción son demasiado bajas.

Los analistas independientes suelen tener cifras de cosecha más altas para Brasil que la Conab. Para este año, por ejemplo, mientras la Conab ve la cosecha en 50,4 millones de sacos de 60 kg, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) espera 64,3 millones, Rabobank ve 63,2 millones y la consultora Safras & Mercado 58,2 millones de sacos.

"Hemos estado hablando con cooperativas, agricultores y exportadores, tratando de trabajar juntos para poder tener una proyección de la cosecha que refleje mejor la realidad", dijo De Zen.

Si se comparan las cifras de consumo local más las de exportación con las proyecciones de cosecha de los últimos cinco años, se observa un déficit de más de 32 millones de sacos.

"Ya hemos hecho ese cálculo antes", dijo el director, admitiendo el problema.

Las cifras de existencias podrían ayudar a resolver la ecuación, pero la Conab ha dejado de publicarlas.

"No las hemos publicado porque el cálculo del balance de la oferta no tiene sentido", dijo De Zen, confirmando el desfase.

El funcionario sostuvo que la Conab planea revisar los números de las cosechas de los últimos años de la misma manera que hizo con los datos de la soja en 2020. (Información de Roberto Samora; información adicional y redacción de Marcelo Teixeira en Nueva York. Editado en español por Javier Leira)