Pionyang rechaza la ayuda económica de Seúl en vísperas de unas maniobras militares a gran escala de EE. UU. y Corea del Sur

Seúl, 19 ago. Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, rechazó hoy tajantemente la oferta de asistencia económica a cambio de que el régimen se desnuclearice planteada por el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, en vísperas de que Seúl y Washington retomen maniobras militares a gran escala.

Kim descalificó repetidamente a Yoon Suk-yeol y tildó la propuesta que hizo esta semana de "absurda".

Por su parte, la oficina del presidente surcoreano lamentó horas después el rechazo mostrado por Pionyang y su mensaje "grosero".

"Ya incluso antes de ponderar la 'política hacia el Norte' de las autoridades surcoreanas podemos decir que no nos gusta el propio Yoon Suk-yeol", escribió la hermana de Kim Jong-un en el comunicado publicado hoy por la agencia KCNA y titulado "No sueñen con lo irrisorio".

Kim, vicedirectora del departamento de propaganda del partido único norcoreano, aseguró que el régimen nunca "se sentará cara a cara con él" sea cual sea la oferta que proponga.

PLAN "AUDAZ"

Las palabras de la hermana del líder norcoreano llegan cuatro días después de que Yoon propusiera un plan de asistencia económica que él mismo calificó de "audaz" y que prometía a Pionyang un programa por fases de asistencia alimentaria, apoyo económico e inversión en infraestructuras en caso de que el régimen optase por la desnuclearización.

"Los perros, ya sea como cachorro o adulto, siempre ladran, y lo mismo se puede decir de aquel que ostenta el título de 'presidente'", dijo Kim sobre Yoon, cuyo plan consideró idéntico al planteado por Lee Myung-bak, anterior presidente conservador de Corea del Sur que gobernó entre 2008 y 2013.

Tras el acercamiento vivido entre Pionyang, Seúl y Washington entre 2018 y 2019 durante el mandato del liberal Moon Jae-in en Seúl, Kim pareció asegurar hoy que ninguna situación similar se repetirá bajo el actual Gobierno conservador en el Sur.

La vicedirectora de propaganda incluso insistió en la idea de que los brotes de covid detectados por primera vez en el aislado país asiático tienen su origen en objetos llegados desde el Sur y aseguró que la oferta de ayuda "solo incitará más odio y furia" en el pueblo norcoreano después del envío de "sucios desechos".

"El bribón que habla de un 'plan audaz' hoy y organiza ejercicios militares contra el Norte al día siguiente no es otro que el 'genio' de Yoon Suk-yeol", afirmó Kim en referencia a las maniobras conjuntas que el próximo lunes retomarán por primera vez desde 2018 Washington y Seúl en territorio surcoreano.

Kim consideró "repulsivo" que Yoon pronunciara "palabras absurdas de manera impertinente" cuando presentó su plan el pasado lunes y aseguró que el presidente surcoreano "es realmente simple e infantil" por creer que Pionyang aceptaría abandonar las armas nucleares a cambio de su oferta.

MENSAJE "LAMENTABLE"

"Consideramos muy lamentable que Corea del Norte siga usando un lenguaje grosero cuando se refiere al presidente y que siga expresando sus deseos de desarrollo nuclear al tiempo mientras distorsiona el sentido de nuestro plan audaz", respondió horas después la oficina presidencial sureña en un comunicado.

"Esta actitud por parte de Corea del Norte no ayuda al propio futuro de Corea del Norte ni a la paz y prosperidad de la península coreana y solo acelerará su aislamiento internacional", añade el texto.

Tras el fracaso de la cumbre de Hanói en 2019 y con Pionyang totalmente aislada del exterior desde que empezó la pandemia, el régimen ha emprendido un plan de modernización armamentística al que los aliados están respondiendo con planes para incrementar el despliegue de activos militares en la península.

Pionyang ha concluido además preparativos para realizar su primera prueba nuclear en cinco años, y Seúl y Washington reafirmaron esta semana su intención de responder con el despliegue en la región de activos estratégicos estadounidenses en caso de que el ejército norcoreano ejecute el test.

El régimen ya había adelantado su postura en la víspera lanzando dos misiles de crucero, algo a lo que hizo referencia hoy Kim, burlándose de la supuesta incapacidad de los ejércitos surcoreano y estadounidense para establecer los detalles del lanzamiento.

La portavoz norcoreana se preguntó por qué los aliados "no pudieron indicar correctamente el momento y lugar del lanzamiento y por qué no comunican al público la información sobre este sistema armamentístico".

"Si los datos y la trayectoria de vuelo se conocieran, el Sur estaría tan desconcertado y asustado. Y sería digno de ver cómo se lo explican a su gente", concluyó.