Londres condena "explotación" de británicos acusados en Rusia de mercenarios

Londres, 2 jul. El ministerio británico de Asuntos Exteriores condenó este sábado la "explotación" por motivaciones políticas de otros dos ciudadanos británicos capturados el pasado abril por las fuerzas rusas en Ucrania que han sido acusados formalmente de actuar como "mercenarios".

En un comunicado, el Foreign Office se refirió hoy a los delitos que se atribuyen al trabajador humanitario Dylan Healy, de 22 años, y a Andrew Hill, voluntario militar, acusados de operar como mercenarios en la guerra de Ucrania y que están presos desde el pasado abril.

Un portavoz de la citada cartera británica de Exteriores condenó "la explotación de prisioneros de guerra y de civiles por motivaciones políticas".

Según informó la agencia de noticias estatal rusa Tass, a los dos ciudadanos británicos se les acusa ahora de desempeñar "actividades mercenarias" y, de acuerdo con esa misma información, los dos hombres se niegan actualmente a cooperar con los investigadores.

"Condenamos la explotación de prisioneros de guerra y de civiles por motivaciones políticas y hemos planteado este asunto a Rusia", indicó una portavoz del Foreign Office.

La misma fuente agregó que el Gobierno británico está "en constante contacto con el Gobierno de Ucrania con relación a estos casos y está apoyando totalmente a Ucrania en sus esfuerzos para ponerlos en libertad".

El pasado abril un vídeo mostrado en la televisión rusa mostró a un hombre hablando con acento inglés, que parecía decir que su nombre era Andrew Hill, de Plymouth (Inglaterra).

Se teme que estos dos hombres puedan afrontar ahora los mismos cargos a los que se enfrentan Aiden Aslin y Shaun Pinner, otros dos británicos, voluntarios militares, capturados en Mariúpol, que han sido condenados a muerte en Donetsk. EFE

prc/ah