El TEDH exige a Rusia que no ejecute a los dos británicos condenados a muerte

Estrasburgo (Francia), 30 jun. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) aprobó este jueves medidas cautelares para impedir que se ejecute a dos prisioneros de guerra británicos enrolados en el Ejército ucraniano, condenados a muerte tras rendirse a las fuerzas rusas de la separatista República Popular de Donetsk.

La corte europea aplica así el artículo 39 de su reglamento para las demandas de estos dos hombres, Shaun Pinner y Aiden Aslin, formalizadas contra Rusia y Ucrania.

Se trata de que Rusia "garantice que no se aplicara la pena de muerte", que las condiciones de su detención sean adecuadas y se ajusten al derecho a la vida y a la prohibición de la tortura del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

También de que se les proporcione la asistencia médica y los medicamentos que necesiten.

El Tribunal de Estrasburgo solicita igualmente al Gobierno ucraniano que les asegure, en la medida de los posible, los derechos de los solicitantes protegidos por el convenio.

Pinner y Aslin, nacidos en 1973 y 1994, respectivamente, tienen parejas ucranianas y consideran que Ucrania es su hogar. En 2018 se unieron a las Fuerzas Armadas ucranianas dentro de 36ª Brigada de la Infantería de Marina en Mariupol, en Donestsk, en la región separatista del Donbás.

Las autoridades rusas anunciaron el pasado 13 de abril que 1.026 militares ucranianos de esa brigada habían depuesto las armas voluntariamente y se habían rendido a las fuerzas rusas en Mariupol.

Acusados de delitos castigados en el Código Penal de Donestsk, el 9 de junio de 2022 fueron condenados a muerte allí por un tribunal.

Están en la misma situación que el marroquí Brahim Saadoune, condenado a muerte por ese tribunal, y para el que el TEDH también requirió a Rusia medidas cautelares el 16 de junio para que tampoco se le aplicara la pena máxima.

Los jueces europeos insisten en que "el Gobierno ruso sigue obligado a no obstaculizar el ejercicio efectivo del derecho de demanda individual".

Le pide que en el plazo de dos semanas ofrezcan información detallada de las medidas adoptadas para garantizar los derechos de Pinnerv y Aslin.

Rusia fue expulsada del Consejo de Europa el pasado 16 de marzo, pero el convenio contempla que se sigan examinando las demandas contra esa país durante seis meses. Es decir, que el Tribunal de Estrasburgo se considera competente hasta el 16 de septiembre.

Pero Rusia ya ha advertido de que no cumplirá la medida cautelar sobre los dos británicos porque ya no aplica los dictámenes de los jueces europeos, y además, estima que se tendría que haber dirigido a la República Popular de Donetsk, que no reconocen los europeos. EFE

ja/ac/pddp